SAN DIEGO.- A cumplir 8 meses de arresto, 3 años de prueba y el pago de una multa por alrededor de 8 mil dólares fue sentenciado el ex superintendente del Distrito Escolar de Sweetwater Union High School, Jesús Gándara.

El ex oficial fue implicado con más de una decena de funcionarios y exfuncionarios de los distritos de Sweetwater, San Ysidro y Southwestern College en un caso de corrupción, en alrededor de 640 millones, que habría significado recibir regalos y dinero a cambio de votar por una proposición que favorecía a determinadas empresas constructoras.

Gándara, un nativo del estado de Texas fue designado como superintendente escolar en 2006 y fue reemplazado en el cargo por Edward Brand, que se retira en octubre próximo.

Aunque su abogado defensor Paul Pfingst alegó en su apoyo que con su trabajo generó importantes cambios a favor del distrito, la Juez Ana España consideró que sin dejar de considerar el favorable currículo de Gándara, su conducta en este caso, ameritaba un castigo.

Ante el evidente júbilo de algunos de algunos asistentes que rindieron testimonio en su contra por la resolución condenatoria, dos guardias de la Corte Superior de Chula Vista colocarían ‘las esposas’ a Gándara y lo conducirían a un cuarto privado de la sala.

El escándalo, que saltó del 2008 hasta el 2011, significó la completa remoción de los miembros de la Junta del Distrito Escolar de Sweetwater como son Pearl Quiñones, Arlie Ricasa, Bertha López y Jim Carmill.

Los mencionados y más de una decena de implicados fueron acusados por la Fiscalía de San Diego de perjurio, llenar documentos falsos y recibir sobornos, mientras que el constructor llamado con el apodo de Henry ‘El Amigable’ , de haber ofrecido sobornos.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com