Han transcurrido 238 años de queue se emitió la Declaración de Independencia, y desde entonces a la fecha, Estados Unidos se ha consolidado como Nación.

El documento leído solemnemente en el Congreso Nacional de Filadelfia constituye todavía hoy uno de los textos más innovadores y trascendentes de la historia moderna.

Como es sabido, la Declaración de Independencia del 4 de julio de 1776 es el producto de una dura Guerra con la monarquía británica que fijaba injustos impuestos, la religión y un sistema de gobierno severo a hombres y mujeres que buscaban liberarse de su yugo.

La libertad de cultos, el reconocimiento de la igualdad de los hombres ante la ley, la aprobación de una constitución política, son algunos de los principales logros de esta valiente proclamación.

La Declaración de Independencia firmada por Thomas Jefferson, Benjamín Franklin y John Adams permitió que las 13 colonias originales se sumaran al resto de los estados para formar una nueva república regida por un presidente y una asamblea o congreso, elegidos ambos por todos los habitantes mayores de edad.

Con ello se instituía un sistema de gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y una constitución que considera que todos los hombres son iguales, rechazando toda forma de discriminación social, aunque el surgimiento de la esclavitud de los afro americanos en los estados del sureste, rompió con esta promesa, hasta que el ex presidente Abraham Lincoln luchara en contra de estos abusos y declarara su liberación.

El destino de la nueva nación se libró en una guerra con Gran Bretaña que fue difícil para los estadounidenses durante los tres primeros años. Después, con la ayuda de franceses y españoles y conducidos por George Washington, lograron derrotar a su antigua metrópoli en Saratoga (1777) y Yorktown (1781). Dos años después se firmaba el Tratado de París por el que Gran Bretaña reconocía la independencia de los Estados Unidos.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com