Los hay de tres piezas, de dos, monopieza y casi monovolumen, pero no estamos hablando de coches sino de trikinis, bikinis y bañadores que potencian las curvas o camuflan las imperfecciones.

Aunque el biquini sigue en boga, el bañador regresa con fuerza. Está de moda ir a la playa con una sola pieza, patrón que dibuja la anatomía femenina y se acompaña de camisa tipo “oxford”, ligeras camisetas de algodón o confortables jerséis de perlé (lana de verano).

Lazos, volantes, fruncidos, bordados con detalles coquetos adornan muchas prendas de baño. Predominan los patrones setenteros, los cortes de los años cincuenta, los escotes “balconet” y las “culottes” -braguitas de talle alto.

Mezclas tropicales, rayas, estampados del pasado con retoques modernos y la inspiración en países, obras de arte y ciudades imaginarias están presentes en los nuevos diseños de baño para esta temporada.

PARA TODOS LOS GUSTOS

Esta temporada hay una gran variedad de modelos. Los biquinis, bañadores y triquinis se adaptan a las necesidades y gustos de cualquier mujer.

Así surgen colecciones metálicas, en tonos flúor, con estampados florales y tropicales, dibujos rescatados del arte abstracto o “prints” con reminiscencias salvajes.

Algunos diseñadores como McQueen apuestan por patrones arriesgados y mezcla de tejidos metalizados y transparencias y otros como Chloé prefieren jugar con las formas y volúmenes hasta conseguir piezas vistosas y atractivas unidas con finísimas tiras.

Aunque Givenchy también se apunta a las formas más insinuantes y exageradas, también presenta el clásico biquini de triángulos en color negro, un clásico que no pasa de moda y cuya parte superior Stella McCartney cubre con infinidad de pailletes plateadas, una versión más roquera.

La diseñadora española Aurelia Gil captura el colorido y las texturas de las pinturas expresionistas con estampas japonesas, una reinvención de los cortes orientales donde se mezclan los estampados, se satura el tono y se da prioridad al color.

Mientras que la firma Banana Moon se traslada a las playas californianas para presentar una estética bohemio y femenino, la creadora Dolores Cortés viaja hasta la tribu Wayúu, en Colombia, para elaborar una colección de baño de vibrantes colores y ricos gráficos.

La diseñadora Toton Comella (TCN) prefiere una estética con un toque futurista en un estilo retro, en tonos básicos como el negro, el blanco o el marino, a los que se suman apuntes en colores flúor.

Algunas firmas ofrecen modelos con clara influencia setentera, con la parte inferior muy baja, y mínima la superior; y otras como Dolce & Gabbana vuelven a recuperar la estética de los 50 y los 60, al más puro estilo “pin-up”, en la que tienen cabida las siluetas encorsetadas y el “culotte”.

EFE

Ellatinoonline.com