Los sombreros vuelven a estar de moda, afortunadamente, porque no sólo son un complemento veraniego chic sino que además te protegen de los dañinos rayos solares.

Si eres de las que piensan que no te quedan bien los sombreros, es porque no has encontrado el adecuado para tus facciones.

En cuanto a materiales, para el verano, elije paja o rafia. El que sea un sombrero más atrevido o más sutil dependerá de tu personalidad y de la ropa o traje de baño con que lo combines.

Este año se llevan los tonos lisos, tostados, tierra, pero también hay lugar para el tono dorado.

A continuación algunos de los favoritos para esta temporada:

Floppy de ala ancha. Bohemio, hippy, evocador de los años setenta. Puedes elegirlo de paja o de fieltro, con cintas para dar un toque de color. Se puede llevar con el pelo suelto o con una cola de caballo en la parte baja de la nuca o una romántica trenza, que te dará un look desenfadado.

Pamela de ala ancha multicolor. Si apuestas por una de varios colores, procura que sean colores tierra o tonos pastel. Es importante que el ala no te sobrepase los hombros, pues no quieres un efecto parasol.

Sombrero de paja de ala corta. Truco: Puedes añadir una cinta de pelo, ya sea banda elástica de color o con apliques de flores o pedrería, o bien un pañuelo de tu elección. Así podrás cambiar el efecto para que armonice con tu vestuario.

Sombrero de fieltro de ala ancha. Los sombreros de fieltro son más indicados para salir por la noche durante el verano. No los uses para ir a la playa o la piscina. Dan un toque de elegancia.

Pamelas bicolor a rayas. Están de moda los sombreros de dos tonalidades. Mis combinaciones favoritas son azul y blanco, estilo marinero, o dos tonos tierra, o incluso blanco y negro.

Viseras de rafia. Vienen muy bien para proteger el rostro del sol y también como diadema para controlar el peinado. Un look muy deportivo y playero.

Sombrero canotier de rafia. Un look muy francés. Elegante y desenfadado. Con cinta ancha para darle un toque de textura. De formas muy angulares que mezcla la seriedad con el desenfado.

Fedoras con cintas de motivos africanos, de flores o lisos. Es todo un clásico muy versátil. En verano los hay de rafia y de colores, aptos para cualquier evento o situación.

Los sombreros ya no se llevan solo en invierno o en las carreras de caballos. Ahora salen a la calle para darle aun mas carácter a tu personalidad. ¿Te los vas a perder?

¿Por cuál te inclinas tú? Yo ¡por los floppy de ala ancha!

Sígame en Google+