TIJUANA.- Actuar sin ataduras, con libertad y sin miedo a nada, es la filosofía de vida de Mónica Hernández, conocida popularmente como “La Chula”, quien presentó su libro: “Como el Ave Fénix, Sin Miedo a Nada”, cantando, charlando y en medio de la celebración de su cumpleaños.

El Museo del Trompo de Tijuana fue el escenario donde la mexicalense acudió al baúl de los recuerdos para precisar en dónde se originó su espíritu libre y como en base a anécdotas y sus vivencias pudo escribir y terminar, sin imaginarlo, el libro publicado por Ediciones ILCSA.

Poco antes de que el director del DIF Estatal, Carlos Torres, destacara esta personalidad que la ha llevado a la consecución de sus metas, tuvo lugar la exhibición especial de la obra “Libre Movimiento”, una excelente actuación artística dirigida por Susana López, y presentada precisamente por su similitud con la vida de Mónica Hernández.

Acompañada por su novio, los miembros de su familia, de amigos cercanos y admiradores que han seguido de cerca su trayectoria, la locutora mostró su lado profundamente humano, humilde pero de firme convicción.

Intercaladas con lecturas del pasaje de su libro, Mónica recuerda como su madre le decía, como hablas, cuando tenía apenas 6 años de edad, sin imaginar que estaría al frente de un micrófono, es mismo que imaginó en su cepillo de cabello, cuando imitaba a los artistas y cantaba.

Pero ahora no era un sueño. Ahí frente a su público estaba “La Chula” vestida de rojo, matizada con las flores que le habían puesto especialmente para su cumpleaños, entonando canciones con profundo sentimiento: desde Por Cobardía, que hiciera popular Lila Deneken, hasta la premonitoria: Hoy voy a Cambiar, de Lupita Dalesio.

Con profundo sentimiento, “La Chula”, quien recordó que en su mancuerna radiofónica con “El Chon” la llevó a tener los máximos niveles de audiencia, recibió una gran ovación del público en cada una de sus emotivas melodías.

Sin embargo los dos momentos más humanos de una mujer que se distingue por su entrega fue quizás cuando entregó el libro y abrazó emotivo a dos de sus seres queridos: su novio y su nieto.

Luego Mónica se despidió entre otra carretada de aplausos, serena, feliz y haciendo volar la imaginación de los asistentes de cuál será su siguiente estación. ¿El de la Libertad y El Movimiento? ¿Volar a la Imaginacieon? ¿Renacer de sus Cenizas como el Ave Fénix?, Cantar, Volver a los Micrófonos. Eso sólo el tiempo lo dirá.

Pero “La Chula” se mostró feliz de compartir un tiempo al lado de los suyos, presentar su libro y enfrentar a la vida…Sin miedo a nada.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com