SAN DIEGO.- Los 200 mil miembros que componen El Consejo Laboral de los Condados de San Diego e Imperial se han unido en solidaridad con la Unión Local de Trabajadores de Comida y Comercio y los 700 trabadores de Food 4 Less en San Diego quienes están exigiendo un salario justo y mejores beneficios.

Richard Barrera, el secretario de El Consejo Laboral, comentó en conferencia de prensa el 22 de julio que comparado a los empleados de Ralphs, su tienda hermana, la empresa Kroger les paga menos a los empleados de Food 4 Less, les cobran más por cobertura médica y no tienen las mismas garantías de trabajo, como un número fijo de horas por semana.

“Éste es un caso muy serio. Estamos demandando lo que se merecen estos trabajadores que cada día trabajan muy duro para poder sobrevivir y cubrir sus necesidades básicas”, expuso Barrera.

Durante su presentación Barrera resaltó que no se explica porque Kroger no está accediendo a un mejor contrato para los trabajadores de Food 4 Less en San Diego cuando en el primer trimestre del 2014 la compañía, en general tuvo ganancias de arriba de 500 millones de dólares, y las tiendas Food 4 Less fueron las más lucrativas.

Y para demostrar su solidaridad aún más, Mickey Kasparian, el presidente de El Consejo Laboral de los Condados de San Diego e Imperial, anunció que si estos trabajadores tendrían que declararse en huelga, se unirán a ellos.

“Si es necesario nos vamos a unir en huelga, por la dignidad y respecto de estos trabajadores”, dijo Kasparian.

“Buscamos un arreglo pacífico, y esperamos que Kroger le cumpla a sus empleados”, apuntó.

Entre medio de lágrimas, Connie Meza, madre de familia de 53 años de edad y trabajadora de Food 4 Less por 17 años, expresó su lucha como empleada de Kroger.

“Trabajo muy duro todos los días, vivo de cada cheque, soy madre soltera de dos niños y hay momentos que no hallo la puerta”, dijo Meza.

“Le pido a Dios que las negociaciones lleguen a un fin y que nos den lo que estamos pidiendo, nos lo merecemos”.

La concejal Marty Emerald también se unió a la demanda de los trabajadores de Food 4 Less y les ofreció: “Me uno a ustedes en solidaridad y es por este tipo de compañías que se enriquecen a costa de sus trabajadores que el concilio recientemente aprobó un nuevo salario mínimo”.

El 14 de julio el concilio de la Ciudad de San Diego autorizó el siguiente incremento en el salario mínimo: $9.75 a partir del 1 de enero del 2015; $10.50 para el 1 de enero del 2016 y $11.50 a partir del 1 de enero del 2017. Y, además, autorizaron 5 días de enfermedad por año.

Ernesto López

Ellatinoonline.com