SAN DIEGO.- Alejandra Espinoza está arrasando. Desde que fue coronada la primera Nuestra Belleza Latina en el 2007 la vida de la joven de San Diego no ha sido igual, está viviendo sus sueños.

“Mi vida ha cambiado muchísimo. Estaba estudiando enfermería y trabajando en un restaurante de comida rápida”, le compartió Espinoza de 27 años de edad a El Latino.

“Siempre me había encantado estar en el ojo público, tenía el sueño de trabajar en la televisión, en las comunicaciones y frente a las cámaras”, añadió.

Espinoza definitivamente está viviendo sus sueños. En los pasados siete años, entre otros proyectos, ha sido modelo en el popular programa Sábado Gigante con Don Francisco, ha sido conductora invitada en El Gordo y la Flaca, éste 2014 fue conductora del ‘show’ que la vio nacer como personalidad de la cadena Univisión, Nuestra Belleza Latina, y recientemente se anunció que será la conductora de La Banda, un ‘reality show’ que buscará armar un ‘boy band’ latino.

Y el 23 de agosto regresará a “casa” a compartir acerca de su trayectoria. Será una de las oradoras en Celebrando Latinas en San Diego, la conferencia más grande para latinas en español que es producida por El Latino.

“Estoy emocionadísima de formar parte de éste evento, cuando escuché que es en San Diego no pude decir ‘no’”.

“Desde el fondo de mi corazón contaré mi historia, lo que he vivido y lo que he logrado”, compartió.

La bella y simpática Alejandra tiene mucho que contar; acerca de su ética de trabajo, de como Don Francisco ha inspirado su deseo de seguir cultivándose y sobre cómo le ha afectado no poder embarazarse.

En marzo de este año la conductora confesó y reconoció públicamente que ella y su esposo Aníbal Marrero han perdido tres embarazos, algo que le ha causado profundo dolor pues uno de sus grandes deseos es ser mamá.

“Fue muy feo, sentí coraje con todo el mundo. Ya tenía trece semanas (de gestación) llegamos a casa y me acosté a dormir. Me di cuenta lo que estaba ocurriendo con mi cuerpo cuando Aníbal me despertó para decirme que estaba sangrando”, contó Espinoza en aquel entonces acerca de su tercer aborto.

Aunque dice que “es un tema que (la) pone triste pero que a la vez (la) hace más fuerte” Espinoza le dijo a El Latino que no pierde la esperanza de algún día ser madre.

“Me dicen que hay que dejar de pensarlo para que se realice. Pero cuando uno quiere algo hay que pensarlo todos los días, todas las noches. El poder de la mente es tan fuerte que uno no tiene que flaquear, hay que orar todos los días para que así sea”, expresó.

En los siguientes meses Alejandra dijo que se mudara de Miami a Hollywood, aprovechando un tiempo libre, para tomar clases de actuación con el fin de continuar su crecimiento en la industria.

Este afán de prepararse aún más se lo atribuye a sus padres y a Don Francisco, quien dijo que siempre se está cultivando y es un legado muy importante en su vida.

“De mi papá quien es médico y estuvo al servicio del pueblo por muchos años y de mi mamá quien es enfermera y se dedicó a ser madre al cien por ciento viene la pasión que le pongo a todo lo que hago”, señaló Espinoza.

“Mis padres son muy buen ejemplo gracias a Dios”, apuntó.

Celebrando Latinas se llevará a cabo el 23 de agosto en el Hilton San Diego Bay Front, 1 Park Blvd., de 8 a.m. a 6 p.m. Aparte de Alejandra, la conferencia también contará con la presencia de la actriz y conductora Giselle Blondet como oradora principal, la líder motivacional Jennifer Nacif y el experto financiero Andrés Gutiérrez.

Informes adicionales y boletos ($49) en www.CelebrandoLatinas.com o al (619) 426-1491.