Sé por experiencia personal que cuando he querido ahorrar en productos de belleza, al final me ha salido más caro. La calidad y el precio con frecuencia tienen mucho que ver con la duración y eficacia. Puedo poner como ejemplo sombras de ojos que me he comprado en una droguería a precio muy asequible que luego no me han durado pues al pasar el cepillo para aplicármelo se ha desecho en polvo o se ha hecho pedacitos tras tan solo dos usos. También la mala calidad me ha producido alergias. Menor precio, menor calidad. Por otro lado he comprado sombras que usándolas asiduamente me han durado años. Al final me han salido mas baratas las sombras un poco más caras.

Aquí te propongo unos trucos e ideas por las cuales calidad/precio sí se debe tener en cuenta.

Champú: Muchas pecamos de intentar ahorrar en champú, comprando los más baratos. Algunos pueden ser buenos pero también pueden no ser adecuados para tu cabello. Es preferible usar tu champú favorito y seguir la regla del cuarto de dólar. Es la cantidad que se necesita para lavar el cabello. Con un buen masaje, el champú cubrirá y te lavara el cabello perfectamente. No hace falta medio vaso de champú. Más champú no te lavará el pelo mejor. Es lo mismo con la ropa. La cantidad exacta es la que cuenta.

Maquillaje. Un buen maquillaje puede durarte mucho y más aun si evitas usar las esponjas que además absorben mucho del producto que se echa a perder. Ponte unas gotas del maquillaje en los dedos, frótalos y así con el calor será más fácil de extender uniformemente sin derrochar ni una gota.

Sombras de ojos y coloretes. Las sombras de ojos de buenas marcas como Estēe Lauder duran mucho. Usa un pincel, mejor que la esponja de aplicación con la que suele venir para extender el producto. También duran mucho más porque vienen en un estuche hermético mucho más duradero y así es difícil que se rompan las sombras. Las de droguería suelen venir en recipientes de plástico que las hace más frágiles.

Máscara de pestañas. Las máscaras de ojos mas baratas duran menos que las más caras. Cierto que debes desechar las mascaras cada seis meses, pero primero deben durar frescas ese tiempo. La máscaras como las de Lancôme no se secan y duran más de seis meses.

Crema corporal. Una crema corporal ya sea orgánica o de marca cara suelen usar ingredientes mejores que cuestan mas caros, de ahí que el precio suba. Tampoco hay que gastarse un dineral para usar un producto bueno y de calidad. Estas cremas corporales también se pueden encontrar en droguerías y además son hipo alérgicas como CeraVe.

Cremas faciales. Aquí es donde la cosa se pone un poco más difícil. Pero al igual que el champú, una buena crema puede durarte meses si usas una cantidad pequeña que es suficiente para cubrir todo el rostro. Las cremas de Clinique duran meses, y son de aplicación.

Esmalte de uñas. Se puede ahorrar bastante en esmalte de uñas. Si te has fijado, cuando vas a hacerte la manicura te dura el color hasta tres semanas. Lo que cuenta no es el esmalte en sí, sino que tengas una buena capa de esmalte claro de base para que dure más y después del esmalte de color uses un esmalte transparente protector.

Perfumes. Más no es mejor y no durará más. Si optas por un agua de colonia que es más barato, te durará menos el aroma en la piel. Las aguas de colonia duran aún menos. Esto hace que uses mucho más y al final el precio es el mismo. Te recomiendo que uses perfume o agua de perfume. Vienen en recipientes más pequeños y caros pero a la larga compensa.

Seguro que tú también tienes tus propios trucos. ¿Cuáles son?

Sígame en Google+