Resultó Steve Ballmer, el ilustre ex presidente de la compañía de computadoras Apple, quien al desembolsar 2 billones de dólares se quedó como el dueño único del equipo de baloncesto de la Asociación Nacional de Básquetbol (NBA), Angeles Clippers.

La compra del conjunto cerraría un capítulo lleno de controversia en el que figuró su ex propietario, Donald Sterling, exhibido como racista y sorprendido por un medio televisivo hablando en términos discriminatorios de un jugador afroamericano, de su propio equipo.

Si la venta es aprobada por la NBA, se pondría punto final a un conflicto, siendo Ballmer el único ‘ganón’.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com