Ford planea introducir un nuevo vehículo híbrido de gasolina y electricidad a finales de 2018, para competir directamente con el Toyota Prius, según fuentes de Ford.

El auto, será el primer compacto híbrido de Ford, diseñado para ser comercializado exclusivamente como un híbrido, más que una variación de un modelo de gasolina existente, como el Fusión híbrido de la automotriz, dijeron las fuentes.

Las fuentes dijeron que Ford podría eventualmente ofrecer varios diferentes estilos de carrocería del nuevo híbrido, como lo hace Toyota con el Prius.

Habría diferentes versiones, incluyendo un modelo plug-in que será más caro y que se puede recargar desde un enchufe eléctrico.

Parte de la tecnología híbrida, incluyendo motores eléctricos, controladores y baterías, se adaptarán de modelos híbridos actuales de Ford, aunque se espera que el modelo que saldrá en el 2019, podrá ofrecer una mejor economía de combustible que la gama de híbridos de hoy en día.

El modelo 2019, el cual lleva el código interno C240 , se construirá en la nueva arquitectura global compacta de Ford C2, que también será la base de la próxima generación del Focus y Escape, dijeron las fuentes.

Ford, al igual que otros grandes fabricantes de automóviles a nivel mundial, ha estado invirtiendo fuertemente en tecnología híbrida para satisfacer las emisiones cada vez más estrictas y normas de economía de combustible en América del Norte, Europa y Asia, pero la demanda de los consumidores para los híbridos no se ha acercado a satisfacer las proyecciones de ventas de la industria.

Ford planea construir el nuevo híbrido en su planta de montaje de Wayne en el sureste de Michigan, a una tasa anual de alrededor de 120.000, según las mismas fuentes.