El nuevo Miata se presenta estos días con el grupo Duran Duran para celebrar sus 25 años.

Para los ejecutivos de Mazda tiene algún sentido, pero entre los analistas de automóviles que piensan que la automotriz debería de captar un nuevo público joven, contratar una legendaria banda que no tiene seguidores jóvenes no tiene mucho sentido.

El Mazda Miata cumple un cuarto de siglo con una venta de más de 930,000 unidades en todo el mundo, dando emoción y buen valor de reventa a un sinnúmero de entusiastas.

Esta semana Mazda dará a conocer la cuarta generación del Miata en un evento en Monterey, California.

Este nuevo Miata ha sido muy esperado desde hace tiempo, especialmente a los que vieron un chispazo de el en el New York Auto Show en abril.

Para los ejecutivos de Mazda, que tienen sus ventas alicaídas en Norteamérica, la presentación de sus vehículos icono es todo un acontecimiento.

Con tanta atención y emoción centrada en este carro y evento de alto perfil, Mazda quiso darle algo extra, y lo hiso contratando a las ex súper estrellas de la música que rondaban con éxitos hace 25 años.

Llamaron a Duran Duran, quienes diferencia de muchos artistas de los 80, está todavía activo.

«Duran Duran y el MX-5 Miata, hicieron su debut mundial en la década de 1980”, dijo el vicepresidente de marketing de Mazda Russell Wager. “En 25 años, el carro y la banda han evolucionado, mientras que se mantienen fiel a sus raíces”.

«Es esta combinación de autenticidad y resistencia, que hace que la pareja formada por el MX-5 y el grupo Duran Duran sea el apropiado para presentar el nuevo modelo», agregó Wager.

En fin, cada automotriz con su tema, y si esta presentación entre automóvil y grupo Pop es por producir algún ruido, bien o mal, seguro que lo harán.