La propietaria de Volvo, Zhejiang Geely Holding Group Co., apuesta que sus consumidores estadounidenses necesitan unas cuantas pulgadas extras de espacio para las piernas.

La compañía planea comenzar a ofrecer el Volvo S60L en América del Norte el próximo año. El S60L debutó en China sólo en el 2014 tras el éxito sólido del S80L allí; este es un modelo alargado, que llegó al mercado unos años después del debut de la segunda generación del S80 en 2006.

Tal vez lo más significativo es la noticia de que un automóvil fabricado en China se ofrece por primera vez a la venta en los Estados Unidos.

El Volvo S60L cuenta con una distancia entre ejes que se ha estirado por 3.1 pulgadas, para un total de 112.4 pulgadas. La producción de la S60L comenzó en Chengdu, China, en octubre del 2013, y el auto se ha vendido muy bien.

Los beneficios de distancia entre ejes alargados de los asientos traseros es poder llevar a toda la familia cómodamente, algo que los fabricantes americanos tienen muy claro.

El S60L ofrecerá amplio espacio para las piernas en los asientos traseros, pero no ofrecerá los motores que se ofrecen actualmente en el mercado estadounidense.

Si bien ha habido una serie de esfuerzos fracasados en los últimos años por compañías como Chery para ganar un punto de apoyo en América del Norte, Volvo ha representado el candidato más obvio para la importación de vehículos fabricados en China a los Estados Unidos, un resultado que se hizo más o menos inevitable cuando Zhejiang Geely Holding Group Co. adquirió los negocios de pasajeros de Volvo en el 2010.

Las operaciones chinas de Volvo es fabricar modelos específicos para el mercado interno, y una serie de mercados de exportación más pequeños en el sudeste asiático, y el S60L es uno de esos autos.

La presencia de estos modelos alargados se remonta a la década del 2000, cuando los fabricantes de automóviles como BMW y Mercedes-Benz comenzó a alinear a larga distancia entre ejes de tamaño mediano sedanes de lujo como la Clase E de Mercedes-Benz y el BMW 5-series de apelar a los gustos del mercado local.

Tras un inesperado éxito de vehículos exclusivos como el BMW L7 y la primera y segunda generación del Audi A8L W12 en ese mercado, el mercado interno chino se llenó de versiones de larga distancia entre ejes, con sedanes europeos de todos los tamaños.

Hay más de treinta fabricantes de autos en China. Muchos de ellos copian modelos de otras automotrices, y ya algunos modelos han sido exportados al Caribe y Latinoamérica.

GM tiene varios juicios pendientes por copias, como con la China, Chery Motors, que ya exporta autos a Europa y Latinoamérica.

El avance japonés y coreano ha dejado a los tres grandes de Detroit sin el control de América del Norte.

La Volvo China consiguió entrar ¿Que pasara si entran los automóviles Chinos de bajo precio? ¿Temblara Detroit?