El exceso de tiempo libre de los niños en verano les lleva, en ocasiones, a permanecer durante muchas horas inactivos. Un experto en Educación Física explica cómo conseguir que dejen atrás el sedentarismo vacacional y comiencen el nuevo curso con un nivel adecuado de actividad corporal.

Prevenir enfermedades como la obesidad, aumentar la flexibilidad y la resistencia, potenciar la seguridad en uno mismo, desarrollar la autoestima y favorecer la autonomía, son solo algunos de los múltiples beneficios físicos y psíquicos que, según los expertos de Colegios Brains, conlleva la práctica de deporte desde edades tempranas.

Sin embargo, muchos padres e hijos suelen olvidar las múltiples bondades del ejercicio físico durante las vacaciones veraniegas.

“Es una etapa en que los niños suelen pasar demasiado tiempo delante de una pantalla de ordenador, del teléfono móvil o jugando con la consola de videojuegos, lo cual induce al sedentarismo infantil”, señalan desde esta institución.

Desde CB aconsejan a los padres que aprovechen el tiempo libre de las jornadas veraniegas para comenzar a introducir a los niños en actividades deportivas que les alejen de las nuevas tecnologías y potencien su sociabilidad.

“Deben tener presente, al comenzar las clases, que la actividad física en el ámbito escolar ayuda a los niños a desconectar de las otras materias, lo que les permitirá rendir mejor, indican los expertos.

Desde este centro de estudios recalcan que el deporte influye de forma muy positiva en la personalidad del niño, y para optimizar la práctica deportiva aconsejan a los padres que “marquen a sus hijos unos tiempos para cada tipo de juego, potencien la sociabilidad en el tiempo libre y procuren que hagan los desplazamientos habituales andando o en bicicleta, en lugar de en el transporte público”.

La mayor parte de los organismos relacionados con la salud, recomiendan al menos una hora de ejercicio diario para los niños en edad escolar”, señala a Efe, David Alegría Arenas, miembro del departamento de Educación Física de Colegios Brains.

MÁS MOVIMIENTO DURANTE LA ETAPA ESCOLAR

Hay tanta variedad de opciones donde elegir, que todo niño puede encontrar una práctica deportiva con la que disfrutar. Es cuestión de buscarla, añade Alegría, quien responde así a las preguntas de Efe:.

Pregunta.- Cómo influye la actividad deportiva en el rendimiento escolar a lo largo del periodo escolar que comienza?.

Respuesta.- Hacer deporte, no solo mejora las funciones cardiovasculares, la maduración del sistema músculo-esquelético o las habilidades psicomotoras de los niños, sino que, además, ayuda a aumentar su autoestima y favorece su integración, promoviendo conceptos como la superación o el trabajo en equipo, además de servir como desconexión de las horas en el aula que no siempre son tan amenas.

P.- Cómo pueden los padres motivar a sus hijos para que prefieran la actividad física y deportiva a la tecnología?.

R.- Durante los primeros años de vida, los padres son una fuente de inspiración para los pequeños, por lo que deben servir de ejemplo haciéndoles ver lo divertido que puede ser vivir en primera persona lo que normalmente viven a través de un videojuego, buena parte de los cuales están basados en deportes.

P.- Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos a que identifiquen el deporte que más les apetece?.

R.- Dándoles la oportunidad de probar diferentes actividades que se ajusten a los gustos y, si es posible, a las cualidades físicas del niño, aunque esto último no tiene por qué ser algo determinante. Debemos conseguir que nuestro hijo elija un deporte que realmente le guste a él, porque así tienen muchas posibilidades de seguir practicándolos a largo plazo.

EFE

Ellatinoonline.com