CHULA VISTA.- El árbitro es en el fútbol sóccer como en todos los deportes, un personaje central que muchas de las veces pasa inadvertido durante los partidos.

Y de acuerdo con los que saben cuando ese ‘nazareno’ del deporte pareciera pasar sin pena ni Gloria, que nadie lo menciona ni habla de él, es que está haciendo un buen papel dentro del terreno de juego.

Sin embargo, cuando pita una jugada que afecta a uno u otro equipo, la cosa se pone ‘caliente’ y surgen los reproches, la rechifla y no pocos recordatorios de progenitora, y en algunos casos puede ser víctima de botellazos y otros proyectiles, poniendo en riesgo su vida.

De ahí viene la palabra que emplean muchos comentaristas durante las transmisiones de los juegos: nazareno, porque cuando marcan nunca quedan bien con todos y a veces, con nadie.

Por eso resulta significativa las pláticas, gratuitas, que está organizando el entrenador Eliud Campos, quien invita a un árbitro para que charle con jugadores “y les exponga el reglamento de juego, la prevención de posibles lesiones, suspensiones y queuno vean al árbitro como un verdugo”, de acuerdo con las palabras del propio entrenador.

El entrevistado indicó que a estas pláticas de información sobre el reglamento y las decisiones arbitrales pueden acudir jugadores y padres de familia de todos los clubes, sin distingo.

Y precisó en este sentido: “todos somos maestros para la formación de nuestros jóvenes. Árbitros, entrenadores y jugadores pero debemos cumplir con el reglamento y quien lo hace valer durante un partido: los árbitros”.

Horacio Rentería

Ellatinooline.com