SAN DIEGO.- Opositores al aumento al salario mínimo en la ciudad de San Diego aseguraron haber logrado las 56 mil firmas, superando, de ser cierto, las 34 mil que requiere la Oficina del Registro de Votantes, para someterlo a la decisión de los ciudadanos en las elecciones del próximo 4 de noviembre.

Pese a que este dato no se ha confirmado de manera oficial, este grupo formado principalmente por hombres y mujeres de negocios, aunque no exclusivamente, buscan derogar la ordenanza aprobada en agosto por los regidores, y la cual contempla un aumento de $11.50 por hora.

Sin embargo, el regidor David Alvarez, quien respaldó la ordenanza de aumento al salario aseguró que “los recaudadores de firmas pagados están mintiendo y tergiversando la realidad”.

Piden reconsiderarlo

Sostuvo el regidor Alvarez en este sentido que “si te has registrado, por favor reconsidéralo, ya que los trabajadores perderán el acceso a 5 días de enfermedad y el aumento que entraría en vigor el 1 de enero del 2015”.

Dijo asimismo que un 47.9% de todos los residentes de San Diego que recibirían un aumento son latinos y 55% de los latinos de la ciudad, no tienen acceso a la licencia por enfermedad.

Mientras tanto, la experta en temas laborales, Sara Gurling, dijo que la ciudad de San Diego continúa siendo una de las más caras del país.

“Son firmas engañosas”, consideran

En entrevista telefónica con El Latino dijo que los trabajadores no deben influirse por quienes están recaudando “firmas engañosas”.

Consideró asimismo como histórica la oportunidad de que “decidamos sobre nuestro salario mínimo” y no descartó que de salir avante la ordenanza pudiera tener un impacto o “efecto dominó” sobre otras ciudades del condado de San Diego.

Al recordar que desde el primero de julio se paga a nivel estatal un salario de 9 dólares, destacó que el sector servicios es uno que concentra a una alta cantidad de empleados (por la vocación turística de la ciudad), pero donde prevalecen salarios muy bajos.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com