En una tendencia que seguro van a tener que ser seguida en Europa, Estados Unidos y Canadá, el gabinete alemán respaldó hoy un proyecto de ley que permitiría a los municipios ofrecer a los conductores de vehículos que funcionan con baterías, los vehículos de pila de combustible y algunos plug-in híbridos, privilegios como estacionamiento y el derecho a utilizar los carriles bus, anuncio el Ministerio de Medio Ambiente Alemán.

«Los carros eléctricos tendrán sus propias etiquetas para que estén reconocible para todo el mundo, con esta nueva ley habrá más conciencia popular y las ventas se incrementarán en medio de una selección cada vez mayor de los modelos eléctricos y alternativos’», dijo el ministro de Transporte Alexander Dobrindt en el comunicado.

Alemania, el pilar de la industria automovilística europea, ha fijado la meta de tener 1 millón de vehículos eléctricos en sus carreteras para el 2020.

El objetivo está dirigido a lo que subraya la destreza del país en la fabricación de automóviles, así como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir los objetivos de protección del clima.

El transporte, que representa alrededor del 16 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono del país, generó cerca de 140 millones de toneladas de CO2 en 2012, de alrededor de 161 millones de toneladas en el 2001.

“[Las medidas] pueden impulsar la movilidad eléctrica», dijo Matthias Wissmann, presidente del grupo de la industria de automóviles VDA.

Las normas han de surtir efecto rápidamente y aplicaran a nivel nacional para convencer a los clientes, dijo Wissmann.

Alemania fue pionera del transporte cuando inauguró la primera autopista de autos sólo de Europa en 1921 en Berlín.

Su famosa «Autobahn», que a menudo no tienen un límite de velocidad, ha impulsado una cultura automovilística, ayudando a fabricantes como BMW, Mercedes Benz y Volkswagen, Audi y Porsche a dominar el mercado de los autos lujosos y veloces.

Pero por el cambio climático, la tendencia debe de cambiar y hoy las electromotrices alemanas están Incluyendo vehículos como i3 de BMW y una versión eléctrica del Smart de Daimler, además de ofrecer 17 modelos con motor eléctrico a finales de 2014, y otros 12 se salir a la venta el próximo año.

Los híbridos con emisiones de CO2 de no más de 50 gramos por kilómetro o un vehículo eléctrico con capacidad para andar más de 30 kilómetros califican para los beneficios, de acuerdo con la declaración del gobierno.

Esta medida fue aplaudida por la canciller Angela Merkel, y los cambios entrarán en vigor en la primavera de 2015.