NUEVA YORK.- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, pidió a sus homólogos de Centroamérica prevenir una nueva oleada de niños migrantes como la que llegó al país entre marzo y junio pasado, y prometió hacer “todo lo que pueda” para ampliar la ayuda económica a esos países.


Kerry se reunió hoy en Nueva York con los cancilleres de Guatemala, Carlos Raúl Morales Moscoso; Honduras, Mireya Agüero; y El Salvador, Hugo Martínez, además de dos altos funcionarios de México, según explicó a los periodistas una alta funcionaria del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.


El jefe de la diplomacia estadounidense anunció la concesión de 10 millones de dólares por parte de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo (Usaid) para hacer frente a la “sequía que amenaza con causar hambrunas en la región, especialmente en Honduras”, añadió la fuente.


Kerry felicitó a los presentes por sus esfuerzos para reducir el flujo de niños migrantes que llegaron en cantidades masivas a la frontera sur de Estados Unidos durante buena parte de la primera mitad de este año, y cuyo flujo se ha reducido notablemente durante julio y agosto.


“Les dijo que esta pausa (en la llegada de niños) es una situación temporal, y tenemos que usar este tiempo para implementar más esfuerzos, mayores esfuerzos para llegar a algunas de las causas de raíz de todo esto, porque sabemos que esos números pueden volver a subir”, afirmó la funcionaria estadounidense.


El secretario de Estado también prometió a los cancilleres que seguirá luchando para conseguir mayores recursos. Se comprometió con ellos a hacer todo lo que pueda”, aseguró la fuente.


Obama pidió en julio al Congreso autorización para emplear 3.700 millones de dólares en afrontar la llegada masiva de los menores.
De esa cifra, 300 millones serían empleados en ayudar a Honduras, Guatemala y El Salvador a afrontar la pobreza y la inseguridad que generan la migración, pero el legislativo no ha actuado al respecto.(EFE-USA).

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com