Aunque los angelinos tenían una ventaja de 4.5 juegos sobre el equipo de la Bahía, es conocido el coraje con el que los Gigantes pelean hasta el último out, y como en el béisbol no hay nada escrito,

Los Gigantes de San Francisco ya fueron campeones mundiales en 2010, mientras los Dodgers de Los Angeles ya tienen mucho tiempo de no estar en la llamada fiesta grande de la Serie Mundial.

Nada haría, por tanto más feliz, a los grandes angelinos Steve Yeaguer, Ron Cey, Bill Russel, Dave Lopez, Mike Soscia, Fernando Valenzuela y su entrenador Tom Lasorda que en octubre de 1981 conquistaron la Serie Mundial humillando a los Yanquis de Nueva York, que llegar al llamado Clásico de Otoño.

Pero todavía falta esperar esta semana y que el conjunto de Don Mattingly llegue a la postemporada y salga avante en los juegos de postemporada, una prueba que no han podido pasar las contadas ocasiones en que han llegado a esta instancia.

Ahora, el escenario ha quedado listo para que los Dodgers logren su meta por si mismos, pues sus vecinos y clásicos rivales Padres de San Diego les sirvieron la mesa con la limpia a los Gigantes de San Francisco por contundentes marcadores de 5-0, 3-2 y 8-2.

¡Si no lo hacen por si mismos, con esa ventaja, es como regalar un lugar que prácticamente les pertenece!

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com