Desde que se anunció el pequeño SUV Tesla Model X, los clientes han estado haciendo cola para tener uno. Han entraron en tiendas con $5,000 de depósito en efectivo en la mano, pero el auto esta solo en una maqueta, y no tiene fecha de lanzamiento, ni precio, ni nada.

Y ahora los ejecutivos de Tesla han tenido suficiente, porque están tratando por todos los medios de no vender ese auto.

En cambio, según su CEO Elon Musk, van a tratar muy duro para convencer a los que entran a dar depósitos, de que comprar un modelo S es mejor en lugar del modelo X.

«No hay autos disponibles para una prueba de manejo”, dijo Msuk. “No hay información sobre los autos en nuestras tiendas porque sólo estamos vendiendo el S. De hecho, si alguien viene y quiere comprar el X, tratamos de convencerlos de comprar el S».

Musk pasó a explicar que mientras estaba en China, se encontró que los clientes estaban contentos con sus pedidos de Teslas, pero estaban descontentos con la larga espera de poseer uno.

Se estima que alrededor de 20 mil personas han puesto un depósito. Como la emoción crece y la liberación se acerca, ese número crecerá. Musk simplemente no quiere clientes decepcionados por las largas esperas.