WASHINGTON.- Ninguna causa, ni cultural ni disciplinaria, justifica el abuso físico a los niños, defendió Rosa María Plasencia, presidente de la ONG Amigos For Kids, tras salir a la luz en Estados Unidos varios casos de violencia doméstica que implican a jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

“No importa quien lo haga, en ningún momento es aceptable”, aseguró en entrevista con Efe Plasencia, que dirige una organización que se dedica a la prevención del abuso infantil y el trato negligente desde 1991.

La experta destacó la necesidad de educar y hablar sobre el maltrato a menores “no solo cuando sale en las noticias”, para crear conciencia social sobre esta problemática.

El diálogo nacional en torno al castigo corporal y el abuso se ha avivado en las últimas semanas tras las acusaciones contra el jugador de los Minnesota Vikings Adrian Peterson por utilizar supuestamente una vara para amonestar a su hijo de 4 años.

Algunas fotos obtenidas por medios de comunicación locales muestran contusiones y laceraciones en las piernas, brazos y glúteos del menor, que declaró que no era la primera vez que su padre le había golpeado.

El abogado del jugador, Rusty Hardin, emitió un comunicado en el que aseguró que Peterson “utilizó el mismo tipo de disciplina con su hijo que él experimentó siendo un niño que creció en el este de Texas”, una explicación injustificable según Plasencia, que rechazó que se trate de “costumbres culturales”.

“No puede ser que nosotros, bien sea la comunidad afroamericana o hispana, digamos que porque durante algún momento de nuestra niñez tuvimos un castigo similar que, hoy en día con toda la información que hay, sea aceptable”.

“Hay evidencias de que cuando uno usa el castigo corporal se crea un ambiente de violencia”, explicó, antes de hacer hincapié en la diferencia entre la disciplina y el abuso.

El jugador manifestó, en un comunicado, que jamás imaginó que pudiera “estar en una posición donde el mundo me juzga por mis habilidades como padre o me llama abusador de menores por la disciplina que administro a mi hijo”.

En EEUU mueren diariamente cuatro niños como consecuencia de abuso o negligencia en su cuidado, según el reporte anual de Maltrato Infantil del Departamento de Salud, en el 80 por ciento de los casos causada por uno o ambos padres, por lo que “tenemos una gran responsabilidad de crear conocimiento sobre el tema”, dijo.

Los casos de la NFL son una muestra de que es un asunto que afecta a toda la sociedad, aseguró Plasencia.

“Las estadísticas de EEUU no están limitadas a una sola cultura o una sola etnia, afecta a todos los niveles, y esto puede suceder en una familia de bajos recursos o de alto nivel económico”, dijo.

En este sentido, hizo un llamamiento a la sociedad. “Todos tenemos que ser responsables de informar cuando vemos que los niños y su alrededor están siendo perjudicados y no están en un ambiente saludable”.

EFE

Ellatinonline.com