Las ventas de Ford Motor Company de Estados Unidos ascendieron a 180,175 vehículos en septiembre, un tres por ciento más de hace un año. Las ventas minoristas de 137,297 vehículos aumentaron dos por ciento.

Las ventas de septiembre del Fusion sumaron 21,693 vehículos, un aumento del nueve por ciento y el mejor rendimiento de las ventas septiembre del automóvil desde su lanzamiento en el 2005.

Las ventas minoristas aumentaron un 11 por ciento en el mes, con algunos de los aumentos más fuertes procedentes de Houston y San Francisco, hasta un 38 por ciento y 32 por ciento, respectivamente.

El Ford Explorer, el SUV de tamaño medio más vendido de Estados Unidos, vio un total de 13,770 ventas para el mes, un aumento del un por ciento y el mejor rendimiento en septiembre del vehículo desde el 2006.

Las ventas del Transit Connect se incrementaron 30 por ciento, marcando un registro de resultados de septiembre con 4,132 vehículos vendidos.

La división de Ford, Lincoln, vio al Lincoln MKC ascendiendo, ya que las ventas de Lincoln de 7257 vehículos vieron un aumento de 12 por ciento, proporcionando a la marca con sus mejores ventas de septiembre desde el 2010.

El éxito de Ford está impulsado por un compromiso de 166,000 personas que trabajan en todo el mundo.

La automotriz ha reducido la cantidad de energía necesaria para la fabricación de cada vehículo en un 22 por ciento en los últimos seis años. La compañía planea reducir el consumo de energía un 25 por ciento en el 2016.