Desde su lanzamiento en el 2006, el Ford Fusion ha tenido una dura lucha para atraer clientes y aumentar las ventas. Esto es en un segmento que durante los últimos 20 años ha sido dominado por competidores japoneses, con rivales de mucho peso como el Toyota Camry, el Honda Accord, y el Nissan Altima.

Pero a pesar de los vientos en contra del segmento, los registros de venta del Ford Fusion continúan creciendo al doble del ritmo del segmento de sedanes de tamaño mediano, de acuerdo con el análisis sobre Ford hecho por la firma Polk, sobre nuevos datos de registros del vehículo de IHS Automotive.

El segmento de sedanes de tamaño mediano en los Estados Unidos, en general sigue creciendo en volumen de ventas, pero un porcentaje de las ventas totales del segmento está siendo superado por otros segmentos, incluyendo pequeñas utilidades, como los SUVs.

El crecimiento de las ventas para el Fusion se puede atribuir en gran parte a la demanda minorista de los automovilistas en California. El estado aportó el 21 por ciento de crecimiento de las ventas al por menor del Fusión en el mercado estadounidense.

«El Fusión está logrando un crecimiento en todos los lugares correctos, especialmente en California, que es el mayor mercado del sedán de tamaño mediano en el país, seguido de Texas», dijo Erich Merkle, analista de ventas de Ford.

«El crecimiento de Fusión en California está creciendo al doble de la tasa global del segmento sedán de tamaño mediano”, agregó Merkle. Las ventas del Fusión y su participación está en los niveles más altos que hemos visto».

Texas fue el segundo mayor contribuyente al crecimiento de las ventas al por menor del Fusión, con ganancias del 22 por ciento.

Hasta septiembre de este año, el Fusión ha visto su subida de cuota de mercado a un máximo histórico de 12 por ciento, según los datos de ventas de la industria, y ha producido un récord de ventas en seis de los últimos nueve meses.