Mercedes Benz está retirando del mercado más de 10,500 sedanes de clase C en los Estados Unidos, debido a un error de producción que hace que los engranajes del volante se rocen y no giren correctamente. Los modelos son los nuevos del 2015.

El modelo C-clase 2015 se introdujo en los Estados Unidos a finales de agosto.

El problema se detectó inicialmente en septiembre en dos vehículos en Europa, dijo la portavoz de la automotriz Donna Boland.

Los modelos de la Clase C que se venden en los Estados Unidos son fabricados en Vance, Alabama.

“No hay ninguna razón para pensar que nuestros vehículos tienen este problema», dijo Boland.

El fabricante de automóviles no tiene un número determinado de retiros del mercado a nivel mundial.

Las ventas de Mercedes-Benz en Estados Unidos subieron 11 por ciento a 27,315 en septiembre, cuando entregó 6,285 vehículos de clase C. Las cifras no incluyen las furgonetas Sprinter.

El Mercedes Clase C se produce desde el 1990, y es el sucesor del Mercedes Clase190, siendo el modelo más accesible de la línea, hasta la llegada del Mercedes Clase Clase A.

La marca de lujo ha renovado este año su clase C para competir por los compradores del BMW serie 3, el Audi A4, el Lexus IS, el Infiniti G y el Jaguar X-type.