El picor, enrojecimiento y sequedad de los ojos son algunos de los síntomas relacionados con el Síndrome Visual Informático o SVI, que la Academia Americana de Optometría lo define como el conjunto de signos y síntomas oculares y visuales, relacionados con el uso excesivo del ordenador en condiciones ambientales adversas.

Este problema lo sufre hasta el 70 por ciento de la población, según el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Andalucía, y James E. Sheedy, investigador de Optometría de las universidades estadounidenses Estatal de Ohio y del Pacífico, indica además que uno de cada siete pacientes que acuden a una revisión visual tiene síntomas primarios relacionados con el uso de la computadora.

Pasar muchas horas ante una pantalla puede provocar muchas molestias, generalmente temporales y las más frecuentes son fatiga visual, sequedad, picor, visión borrosa, enrojecimiento, lagrimeo o visión doble, de acuerdo al Colegio de Andalucía, que impulsa la campaña Visión y Pantallas , para concienciar a la gente sobre el SVI y la forma de prevenirlo.

MEDIDAS BÁSICAS PARA EVITAR EL SVI

Actualmente es prácticamente imposible evitar la exposición visual a las pantallas pero, según explica Alfonsí Bielsa a Efe, podemos seguir una serie de consejos para reducir el SVI:.

Aplique la regla del 20-20-20

Según Bielsa, consiste en apartar la mirada durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros).

El esfuerzo requerido por el sistema visual delante de las pantallas es considerable: tanto el sistema de acomodación (enfoque a distancias próxima), como la convergencia ocular (coordinación de ambos ojos en distancia próximas) trabajan en exceso. Por eso es conveniente descansar la visión aplicando la regla 20/20/20, relajando así los ojos, explica.

Utilice una iluminación adecuada

Hay que evitar o reducir en lo posible los reflejos en la pantalla, especialmente de luces superiores o ventanas, para lo cual podemos emplear un filtro antirreflector o modificar la situación de la pantalla y su inclinación. No nos olvidemos de focos de luz, lámparas, ventanas que puedan producir reflejos, según Bielsa.

Para este experto, la iluminación ambiente de fondo es imprescindible, ya que visualizar pantallas a oscuras, sin ningún tipo de luz ambiental puede generar fatiga y molestias oculares. En cambio, el contraste en la pantalla tiene que ser alto para facilitar la visión.

Adopte una postura correcta

Según Bielsa la ergonomía es básica para conseguir un buen rendimiento visual y para trabajar delante de una computadora aconseja tener los pies apoyados firme y cómodamente en el suelo, y la espalda erguida utilizando la silla para apoyar el cuerpo.

Corrija la posición de la pantalla

Cuanto más separada esté la pantalla de nuestros ojos, tanto mejor. Es aconsejable situarla por debajo de la altura de la vista, es decir que la parte superior del monitor debe estar a la altura de nuestros ojos, recomienda Bielsa.

Mejore el parpadeo

Bielsa aconseja forzar el parpadeo voluntario o mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando, para mejor el confort visual, así como evitar ambientes muy secos por la calefacción o el aire acondicionado.

EFE

Ellatinoonline.com