En un evento sin precedentes y por primera vez realizado por una automotriz, la Porsche quiso demostrar que todo se puede, y alquiló la famosa capilla del Vaticano.

Varios conciertos se han celebrado antes en la Capilla Sixtina, pero por lo general para las actividades relacionadas con la iglesia.

Este pasado sábado unos 40 huéspedes pagaron 5 mil Euros cada uno, para escuchar un concierto de música clásica, seguida de una cena en el museo. Todo fue patrocinado y organizado por Porsche.

El Papa Francisco ha permitido a la capilla ser alquilada para eventos privados, cuya recaudación se destinará a organizaciones benéficas que trabajan con los pobres y sin hogar, según informes de prensa.

Un portavoz de Porsche declinó dar detalles sobre quién asistió al concierto, que fue seguido por otros eventos alrededor de Roma, incluyendo dos días de conducción.

Alrededor de 6 millones de visitantes al año visitan la Capilla Sixtina para admirar el techo pintado por el gran artista del renacimiento, Miguel Ángel.

El Papa Francisco pidió una iglesia pobre para los pobres, después de su elección el año pasado, y se ha distanciado del lujo que rodea tradicionalmente líderes de la iglesia.

El Papa vive en un apartamento sencillo, monta en un pequeño carro utilitario, y ha abierto los Jardines del Vaticanos al público.

El evento de Porsche estuvo rodeado de las obras maestras de artistas como Miguel Ángel y Rafael. Todos los datos del mismo estarán en un programa del sitio web de Porsche Travel.