CARLSBAD.- Más de 2 mil niños son reportados perdidos cada día en Estados Unidos, según reportes nacionales. La mayoría son encontrados dentro de horas o un día, sin ninguna tragedia.

En unos casos, lo que detiene la búsqueda de los niños es que los padres no tienen a la mano fotos u otra información solicitada por oficiales.

Para evitar cualquier retraso y ayudar a los padres de la región, de hijos de 0 a 18 años, a estar preparados, en caso de una emergencia, el programa nacional Operación KidSafe tendrá un evento en Carlsbad el sábado 8 de noviembre.

Le tomarán fotos y huellas digitales, usando un sistema electrónico, a cada niño. Una vez procesadas, en un documento impreso, las huellas, una foto de 8 ½ por 11 pulgadas y datos generales del niño son entregadas a los padres.

Jessica Arnold, de Jet Source Inc, la compañía organizando el evento, dijo que si un niño se perdiera, o peor aún, secuestrado, el padre podrá llamar al 9-1-1 y hacerles saber que tienen un documento de Operación KidSafe.

“Todo departamento de policía sabrá cómo manejar la situación y usar el documento”, añadió Arnold.

Arnold aseguró que KidSafe no se quedará con información personal. La única copia que se hará, es la que se le da a la familia para ser guardada en algún lugar seguro. KidSafe además ayuda a adultos con necesidades especiales.

Este evento gratuito será en las instalaciones de Jet Source Inc., en Carlsbad, 2186 Palomar Airport Rd., de 8 a.m. a 6 p.m. Informes al (760) 804-3191, o en www.operationkidsafe.org.