WASHINGTON.- Un 58 por ciento de los ciudadanos que acudieron a las urnas, el martes 4 de noviembre, apoyan otorgar algún tipo de legalización a los inmigrantes indocumentados, mientras que el 38 por ciento está a favor de deportarlos, según encuestas a pie de urna de la cadena CNN.

El país aun no ha resuelto los problemas estructurales de su sistema migratorio y cuenta con aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados, mientras el Congreso no ha logrado un consenso para aprobar una reforma migratoria integral que suponga una solución a la situación de millones de familias.

El presidente Barack Obama prometió recurrir a su poder ejecutivo a finales de verano, previsiblemente para aliviar las deportaciones como lo hiciera hace dos años con los jóvenes indocumentados que estudiaban, conocido como “dreamers”, pero debido a la proximidad de las elecciones y el riesgo a perder el control de Senado, pospuso la adopción de esas medidas.

Así, se espera que Obama emita una orden ejecutiva una vez se conozcan los resultados de las elecciones legislativas del día de elecciones, aunque éstos podrían retrasarse incluso hasta enero si el estado de Georgia llega a un desempate entre sus candidatos al Senado.

Durante las encuestas a pie de urna citadas por la cadena, para el 45 por ciento de los votantes el asunto más importante al que se enfrenta el país es la economía, seguido del sistema sanitario para el 25 por ciento, la inmigración para el 14 por ciento y la política exterior para el 13 por ciento.

Además, dos tercios de los votantes dijeron que creen que el país va por el camino equivocado, y sólo el 22 por ciento cree que la próxima generación de estadounidenses vivirá mejor.

Entre otros datos arrojados por los sondeos, alrededor del 72 por ciento tiene algún tipo de preocupación sobre la posibilidad de que haya un atentado terrorista en suelo estadounidense.

EFE

Ellaitnoonline.com