Porciones: 4

• 1 ramillete de brócoli, cortado en cabezuelas

• sal o sal kosher al gusto

• 1/4 taza de aceite de oliva extrasuave

• Pompeian Extra Light Tasting Olive Oil

• 1 cebolla pequeña picada

• 2 cucharadas de harina multipropósito

• 1 1/2 taza de leche semidescremada

• 1/3 taza de queso parmesano rallado

• 1 cucharada de perejil de hoja plana, picado

• pimienta negra recién molida, al gusto

• 3 cucharadas de aceite de oliva extravirgen Pompeian Extra Virgin Olive Oil

• 1 diente de ajo finamente picado

• 1 cucharada de hojas de tomillo fresco finamente picadas

• 6 cucharadas de pan rallado

En una olla grande, agregar agua y hacer hervir. Añadir el brócoli y la sal al gusto. Cocine durante 3 minutos. Escurra, coloque bajo el chorro de agua fría, y escurra de nuevo. Seque con toallas de papel, y pase la preparación a un tazón.

Precaliente el horno a 400 °F. Agregue aceite en una fuente pequeña para gratinar.

Para la salsa, en una olla mediana a fuego medio, caliente el aceite de oliva extrasuave. Agregue la cebolla, y cocine hasta que esté suave. Agregue la harina, y bata hasta formar espuma. Vierta la leche, y cocine.

Revuelva constantemente hasta que la mezcla hierva y se espese. Incorpore el queso parmesano y el perejil, y cocine hasta que el queso se derrita. Condimente con sal y pimienta al gusto. Cubra el brócoli con la salsa de manera uniforme. Pase el brócoli a la fuente para gratinar.

Para la cobertura, en una sartén antiadherente, caliente el aceite de oliva extravirgen. Agregue el ajo y el tomillo, y cocine hasta dorar el ajo. Añada el pan rallado, y mezcle hasta dorar. Espolvoree la cobertura sobre el platillo, y lleve al horno durante 20 minutos hasta que esté caliente y con burbujas. Sirva de inmediato.