Un millón de cartas para Papa Noel esta temporada decembrina se convertirán en un millón de dólares para la fundación nacional Make-A-Wish, la cual se dedica a conceder los deseos de niños que padecen de enfermedades crónicas.

Esta colecta anual administrada por Macy’s, llamada Believe (Esperanza), se llevará a cabo del 7 de noviembre al 24 de diciembre, e invita a personas de todas las edades a dejar sus cartas dirigidas a “Santa at the North Pole” en los buzones de correo rojos colocados en todas las tiendas. Por cada carta recibida, Macy’s donará 1 dólar a Make-A-Wish, hasta 1 millón de dólares.

Christina Reed, directora de comunicaciones para Make-A-Wish San Diego, dijo que la fundación se complace en ser parte de esta campaña nacional y apuntó que la ayuda es de gran beneficio.

“Cada carta ayudará a nuestro capítulo local hacer realidad los deseos de niños en nuestra región”, comentó Reed.

“Los deseos ayudan a enriquecer la experiencia humana y fortalecen a los niños en sus batallas contra las condiciones médicas amenazando sus vidas. Y además unifican a sus familias”, agregó.

Nuevo este año, los participantes podrán crear y enviar sus cartas por Internet en macys.com/believe. Reed sugirió que maestros, grupos de jóvenes y las iglesias pueden formar campañas de envío de cartas.

En la celebración del National Believe Day (Día Nacional de Esperanza) el 12 de diciembre, Macy’s y Make-A-Wish concederán más de 50 deseos a niños con condiciones médicas en todo el país .

Para aprender más sobre Make-A-Wish, nominar a un niño, entre 2 ½ y 18 años de edad, hacer una donación o para ser voluntario visitar www.sandiego.wish.org, tienen una sección en español.

Un niño puede ser referido por sus padres o tutores, un médico profesional o por él mismo, en el 2011 la fundación concedió 14 mil deseos a nivel nacional.

  • 98 por ciento de los padres reportaron que la experiencia les dio la oportunidad de ser una familia “normal” de nuevo.

  • 9 de cada 10 enfermeras, médicos, trabajadores sociales y especialistas en vida infantil dicen que la experiencia puede influir en la salud física de los niños.

  • 92 por ciento de los padres reportaron que sus niños recuperaron la capacidad de tomar decisiones en sus vidas.

  • 74 por ciento de los padres indicaron que la experiencia marcó un punto de inflexión en la batalla de su propio hijo en contra de su condición médica.

Ernesto López

Ellatinoonline.com