CHICAGO.- Una organización de inmigrantes mexicanos en Chicago llamó el 10 de noviembre a estudiantes universitarios estadounidenses y a familias mexicanas a no viajar a México en señal de protesta por la desaparición y muerte de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

El vocero de la organización Mexicanos Unidos por el Bien de México, Esteban Burgoa, dijo que un boicot de viajes a México serviría para enviar un mensaje a ese país de que no van a cooperar con la impunidad y desaparición de personas inocentes.

«Es una guerra sucia que tiene el gobierno mexicano contra los mexicanos cuando hay tantos desaparecidos; por eso esperamos que un boicot funcione», destacó durante una protesta celebrada en el barrio Pilsen, uno de los barrios latinos de Chicago.

El hispano, quien estuvo rodeado de unas cincuenta personas en la Placita Tenochtitlan, comentó a Efe que ya empezaron a divulgar la propuesta del boicot entre los estudiantes estadounidenses para que eviten viajar a México durante su receso de primavera, denominada Spring Break.

Agregó que un boicot pondría presión al gobierno de Peña Nieto para tomar medidas más precisas para acabar con la corrupción y la impunidad en un país que ha conocido unas 25 mil desapariciones y unos 80 mil muertos desde el inicio de la administración de Felipe Calderón al presente.

Durante la protesta, las críticas más fuertes fueron contra el presidente Enrique Peña Nieto, al considerar que su respuesta para intervenir en la desaparición de los estudiantes normalistas en Guerrero llegó muy tarde.

Al grito de «¿Quieren que se vaya Peña Nieto?» que preguntó un manifestante, los presentes al unísono contestaron «¡Sí!».

Aprovechando la protesta, los manifestantes, que dijeron que los mexicanos en el exterior están indignados por los recientes hechos, hicieron un llamamiento a la comunidad mexicana inmigrante para que se abstenga de viajar a México durante las próximas fiestas navideñas.

«Tenemos que hacer esta noticia viral», pidió Burgoa a los manifestantes que sostenían pancartas contra la corrupción y violencia en México.

«La corrupción es la madre de todas las desapariciones» leía una pancarta, mientras en otra, con una enorme foto de Benito Juárez, rezaba «¡Gobierno corrupto y podrido, o lo depuramos o nos pudrimos todos!».

La manifestación, en la cual participaron mujeres, hombres y niños, varios de ellos inmigrantes originarios del estado de Guerrero, se celebra a un día después de que la fiscalía mexicana informara que los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron asesinados y quemados por miembros del cártel Guerreros Unidos, según el testimonio de tres de los 74 detenidos en este caso.

«Tenemos que cambiar a México desde la raíz», manifestó Luis Villalobos.

«Los mexicanos están despertando porque hay tanta impunidad y (nosotros) somos daños colaterales para su política», concluyó.