Muchos problemas emocionales y físicos pueden solucionarse o mejorarse y algunas enfermedades pueden prevenirse respirando de forma consciente, oxigenando el organismo y reeducando la postura corporal, de acuerdo a Maria Àngels Farreny, especialista en respiración, que ha desarrollado un método para “inhalar” salud y “exhalar” estrés.

“Una buena praxis respiratoria y postural es fundamental para tener una mejor calidad de vida, de pensamiento y de acciones, para ser más conscientes de lo que queremos y cómo lo queremos”, la también entrenadora personal.

Para Farreny, coautora del libro ‘Dime cómo respiras y te diré cómo vives’, junto a la experta en técnicas vocales y corporales Miriam Marcet, “detrás de cada gesto, se esconde una emoción, un pensamiento y una respiración”.

Muchas enfermedades, tanto físicas como psíquicas “están directa o indirectamente relacionadas con la falta de oxígeno, según Farreny, y, por tanto, con los malos hábitos respiratorios, posturales y nutricionales, por lo que pueden prevenirse corrigiendo dichos hábitos nocivos”.

SIETE CLAVES PARA RESPIRAR MEJOR

Estas técnicas, que se complementan con la reeducación postural y nutricional, “permiten aumentar la eficiencia respiratoria de las personas de una forma significativa y reducir los estados emocionales inadecuados, pasando a estados de claridad mental. Pasamos de preocuparnos (mente) a ocuparnos (cuerpo-acción)”, enfatiza esta experta (Farreny) que comparte con Efe, algunas de las claves de la respiración consciente y sanadora:

1.- “Es muy importante mantener una posición de 90 grados entre las caderas y la columna si queremos oxigenar bien nuestro organismo y que el diafragma tenga suficiente espacio para que los pulmones llenen su parte baja”.

2.- “El mejor referente de una respiración ideal es la que tienen los recién nacidos. Si nos fijamos en la barriga de un bebé veremos que sube y baja, lo que significa que hace las inspiraciones completas. A medida que nos vamos haciendo mayores, nos bombardean con el “esto no se dice, hace o toca”, y nos vamos conteniendo”.

3.- “Lo primero para respirar bien es sentir cómo entra el aire en las fosas nasales y tener conciencia de que estamos respirando. Lo segundo es cuidar la postura: la columna recta, las piernas juntas y las manos sobre los muslos…”.

4.- “Al sentarnos, debemos formar un ángulo de 90 grados entre el tronco inferior y el superior, como en un número cuatro. Debemos notar los isquiones (huesos del trasero) clavados en la silla y las rodillas han de estar alineadas con las caderas y los tobillos con las rodillas. Los pies reposarán en el suelo paralelos”.

5.- “Hay que mantener la parte superior del cuerpo erguido pero sin tensión, relajando los hombros, evitando que la zona superior se recline hacia delante y sin arquear demasiado el área de las lumbares”.

6.- “Al inhalar, debemos tener la sensación de que un cable tira de nosotros hacia arriba desde la coronilla mientras otro ejerce presión hacia el suelo desde el coxis”.

7.- “Por regla general, respirar siempre por la nariz, haciendo respiraciones pausadas y profundas, sin dejar que la barriga se hinche, si estamos de pie. Para ello lo ideal es que la musculatura de la pared abdominal tenga tono, con ello conseguimos que el diafragma, al inspirar, masajee ligeramente los órganos internos”.

EFE

Ellatinoonline.com