Número Uno (no sorpresas):

Si desea tomar vacaciones- pida con anticipo sus días.
Si se le niega, tendrá usted que ser flexible o posiblemente muy
fuerte si se atreve a negociar para que se reconsidere la negación de
sus vacaciones por parte del patrón. Pregunte en su lugar de trabajo
cuál es la práctica normal que efectúa la gerencia en torno a
vacaciones. Los empleados de sindicatos típicamente pueden hallar esta
información en su contrato laboral.





Número Dos (ser grato):

No se enoje si la compañía regaló todos los pavos y a usted este año
le dieron solamente un pato.
El pato es muy rico. Haga usted una búsqueda en Google para obtener una receta de cocina y deguste de un
rico pato a la naranja.





Número tres (ser un buen jugador):

No tenga miedo de asistir a una fiesta en la oficina donde el vestuario
requerido es que usted luzca un suéter navideño para participar en el
concurso del suéter navideño más chillante.




Número cuatro (decoraciones):

Las decoraciones del área de su oficina deben ser a su medida, nada de
armar un castillo de fiestas poblanas en mero cubículo. También
asegúrese de que las luces y el Santo Clos robótico se apaguen cuando
usted sale de su turno. Es bonito tener su área decorada si es
permitido por su patrón. Esto ayuda a que otros busquen pasar por ahí
para convivir. La convivencia en el lugar de trabajo durante la
temporada de fiestas es buena para crear enlaces con los colegas.




Número Cinco (en balance):

Acuérdese que los dulces, las galletas, los buñuelos y el rico ponche
navideño- tienen muchísima azúcar.
En esta temporada que se acerca hay que recordarnos de hacer un poco
de ejercicio para no acumular tantas calorías excesivas. Si a usted no
le gusta el ejercicio, simplemente escuche un poco de música de Celia
Cruz o Sonora Dinamita y póngase a bailar un rato en su tiempo libre.




Número Seis (para no hacer el ridículo):

Si su patrón quiere hacer una fiesta navideña con Karaoke, usted puede
usar esa oportunidad para exhibir su talento e impresionar a su
patrón. Practicar un poco es bueno.




Numero Siete (sin exceso):

No es recomendable beber alcohol en exceso cuando hay fiesta en su
trabajo. En una fiesta del trabajo donde hay vino o cerveza es bueno
ser muy moderado. El alcohol nos hace menos inhibidos.
Tenga mucho cuidado de no terminar siendo el borracho de la fiesta.



Número Ocho (ser cortés):

Si su patrón o colega le regala algo para los días de fiesta, es una
cortesía que usted le devuelva las gracias dejándole saber a través de
una pequeña nota que está muy agradecido por el regalo.



Número Nueve (con enfoque):

No pase horas haciendo compras en Internet en el trabajo. A pesar de
que estos tiempos son cuando hay muchos especiales, el patrón espera
que usted esté haciendo su trabajo- no que usted esté de compras en
línea. La mayoría de sistemas de computación en el trabajo tienen la
capacidad de demostrar para su patrón el uso de Internet de usted- un
usuario.




Número Diez (mirando adelante):

Valla preparando su lista de buenos propósitos para el próximo año.
Ahora es tiempo de hacer una reflexión sobre lo bien que nos fue en
el 2014 y hacer una lista de cosas que deseamos mejorar para el 2015.
En la lista hay que incluir nuestro desarrollo como empleado, como
persona, como padres, como parejas y todos los diferentes papeles que
desarrollamos como personas en la sociedad. Al evaluar cómo nos fue el
año pasado, vamos a poder tomar decisiones sobre cómo mejorarnos-
mirando hacia adelante.