El hacer compras para un auto no es fácil, ya que un auto puede ofrecer tantas opciones que ya marea. Alguna de ellas cuestan miles y jamas la usaremos.

Muchos consumidores comprar vehículos con tantas opciones (loaded, cargado de opciones) que ni saben cuales son todas ellas, y terminan pagando de mas algunas cosas que nunca usaran en el carro.

Y los fabricantes Alemanes saben que los consumidores Americanos les gustan sus vehículos con muchos «chiches», y ellos les cargan de todo, tanto que un carro de $ 30,000 con el mismo motor y carrocería, se puede ir a casi 50.000 dolares.

Ejemplo: un Porsche 911 que con sus 50 años a cuestas sigue en el ruedo, a pesar de la baja en las ventas de los deportivos, viene en 22 variantes, más sus opciones de pintura, y muchas opciones como para atraer mas compradores. Hace décadas, solo venia con un par de colores y poco mas.

Porsche no es el único que ofrece una gran variedad de elección. algunos SUV como los del BMW y los Audi difieren en pulgadas, y como los fabricantes de automóviles inventan nuevos nichos, se mezclan estilos de carrocería existentes a un ritmo sin precedentes.

Los fabricantes de automóviles alemanes por sí solos han ampliado sus modelos en un 25 por ciento en los últimos tres años y ahora ofrecen más de 200 modelos.

Ese crecimiento puede bajar para el 2018, sin embargo, como una gama cada vez más amplia de opciones se convierte más en un obstáculo que una ventaja para los clientes y fabricantes.

Los productores están bajo presión para cambiar los recursos para desarrollar nuevas tecnologías, como los vehículos de auto-conducción, mientras que los consumidores a veces luchan con todas las opciones.

«Me acuerdo que en el auto de show de Miami una señora me dice. «No entiendo porque hay tantas variaciones de precios con un mismo auto, la cantidad de opciones es confusa, yo prefiero tener uno de menos complejidad.», y estoy seguro que ella no era la única confundida.

Se prevé que el número de modelos fabricados por las automotrices alemanas se estabilizará después de alcanzar un máximo de alrededor de 230 en 2018. La elección creciente pone presión sobre los fabricantes de automóviles para reducir los costos de producción y diferenciar sus ofertas a los consumidores.

Yo creo que la industria del automóvil se enfrenta a algunas tareas interesantes, porque hay tantos nuevos detalles electrónicos y accesorios de performance, que casi duplican el precio del carro, y muchos consumidores por estar mal informados no compran un vehículo para su real necesidad, y hacen gastos innecesarios.

Los fabricantes de automóviles buscan algo especial para presentar, pero a la mayoría de los clientes en realidad no les importa mucho. Los presupuestos de marketing tienen que estirarse para cubrir más terreno, y los concesionarios a veces tienen dificultades para explicar las diferencias. Están llegando a un punto de saturación.

General Motor tiene tantos modelos en el mercado que es casi imposible anunciarlos a todos. Chrysler esta llegando a ese limite. Mientras Ford se sostiene con pocos modelos, pero con muchas opciones, con su imagen de «One Global».

Un montón de opciones son útiles cuando las personas saben lo que están buscando, pero en general, la gente no sabe exactamente lo que quiere,