AUSTIN (TX).- El archivo personal del fallecido Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, ya está en la Universidad de Texas en Austin, donde engrosa una colección única de fondos en la que ya figura material de clásicos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Virginia Woolf o William Faulkner.

El Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas anunció el 25 de noviembre que ha adquirido un archivo del escritor colombiano con varios manuscritos, unas 2.000 cartas, 40 álbumes de fotos e innumerables notas y apuntes.

Entre los más valiosos, el documento definitivo de Cien años de soledad que el nobel entregó a la imprenta en 1967 o uno de los pocos manuscritos que existen de “En agosto nos vemos”, su novela inédita.

El director del Centro Harry Ransom, Steve Enniss, explicó a Efe que la decisión de que sea esta institución la que acoja el legado del novelista ha sido exclusivamente de la familia: la viuda, Mercedes Barcha, y los hijos, Rodrigo y Gonzalo García.

Enniss detalló que, durante los próximos meses, personal del centro catalogará los documentos, un trabajo que se espera termine a finales de 2015, cuando se celebrará un simposio dedicado a la vida y obra de García Márquez.

“En otoño de 2015, organizaremos un simposio para honrar la vida y obra de García Márquez e invitaremos a un grupo de expertos internacionales para hablar de ello. Será cuando abramos el archivo a la investigación”, adelantó a Efe el director.

El director general de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Jaime Abello, guardián del legado del nobel, afirmó a Efe que el archivo “queda en buenas manos” en el Centro Harry Ransom, “uno de los mejores lugares del mundo para acogerlo”.

Su estudio aportará luz sobre una faceta desconocida del escritor, la de su proceso creativo, lleno de dudas, tachones y arrepentimientos, según explicó a Efe

EFE

Ellatinoonline.com