Muchos piensan a menudo que la tosferina (whooping cough) es una enfermedad del pasado, pero desafortunadamente, ha regresado. Para que usted y su familia tengan la mejor protección, vacúnese contra esta enfermedad.

La tosferina puede afectar gravemente a cualquiera pero puede ser mortal para los bebés. Cada año, se reportan entre 10 mil y 50 mil casos de tosferina en Estados Unidos y alrededor de 10 a 20 muertes infantiles por la enfermedad.

La mayoría de las muertes ocurre en bebés demasiado pequeños como para poder ser protegidos por la vacuna.

La mejor protección contra esta enfermedad es la vacuna contra la tosferina. De acuerdo a las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), los bebés, adolescentes, adultos y mujeres embarazadas deben vacunarse contra ésta enfermedad.

Para los bebés, la protección contra la tosferina puede comenzar incluso antes de que nazcan. Durante cada embarazo, las mujeres deben recibir la vacuna Tdap, que tiene una combinación de agentes que protegen contra la tosferina, el tétano y la difteria. Los anticuerpos se trasfieren al bebé y le brindan protección hasta que sea lo suficientemente grande como para poder recibir su primera vacuna contra la tosferina, y la madre quedará protegida para no contagiar a su recién nacido.

Antes de que nazca su bebé, la mujer embarazada debe hablar con personas cercanas a ella y al bebé y asegurarse de que todos hayan recibido la vacuna Tdap. Esto incluye al padre, los abuelos, los hermanos, las tías, los tíos, los primos, además de la niñera y el personal de la guardería. Si alguien no se ha vacunado, esa persona deberá vacunarse al menos dos semanas antes de ponerse en contacto con el recién nacido.

Los bebés deberán comenzar a recibir una serie de vacunas contra la tosferina a los 2 meses de edad con su primera dosis de la vacuna DTaP. Al igual que la Tdap, esta vacuna combina la protección contra la tos, el tétano y la difteria.

La serie se completa al recibir dosis adicionales a los 4 meses, 6 meses, 15 a 18 meses y de 4 a 6 años de edad. Ya que la protección de la vacuna DTaP disminuye con el pasar del tiempo, los preadolescentes necesitan un refuerzo de la vacuna a los 11 o 12 años de edad.

Los CDC recomiendan que todos los adolescentes y adultos que nunca se han vacunado, reciban una dosis de la vacuna Tdap. Visite 1.usa.gov para obtener más información en español y hable hoy con su médico sobre la vacuna contra la tosferina.