WASHINGTON, D.C..- El índice de precios al consumidor no registró cambios en octubre y se mantuvo en el 1,7 % interanual, en una nueva señal de las débiles presiones inflacionarias ante la caída de los precios del petróleo y la baja demanda global.


Se trata del tercer mes consecutivo en que la inflación interanual no registra alteraciones en el país
El informe de hoy del Departamento de Trabajo señaló que, si se excluyen los precios de alimentos y energía, los más volátiles, la inflación subyacente el mes pasado subió un 0,2 %.


En la variación interanual, la inflación subyacente se situó en el 1,8%.
Los precios de la energía volvieron a caer por cuarto mes consecutivo, esta vez en un 1,9 %, y registraron un descenso del 3 % en los de la gasolina.


Los estadounidenses han visto cómo en los últimos meses el costo de llenar el depósito de gasolina de sus automóviles ha descendido de manera continuada, y se encuentra ahora en mínimos desde 2010, por debajo de los 3 dólares el galón (0,84 dólares litro).

La Reserva Federal, vigilante

Washington.- La Reserva Federal (Fed) vigila el impacto sobre la economía del país de las “débiles” perspectivas globales, que pueden garantizar su repunte, y sus efectos en la inflación ante la posible subida de tipos de interés para mediados de 2015, según documentos divulgados por el banco central.

Negativos pronósticos en la economía internacional

“Se ha observado que las condiciones económicas y financieras en el extranjero se han deteriorado más, por lo que el crecimiento de Estados Unidos en el medio plazo podría ser menor del esperado previamente”, señalaron las actas de la reunión de octubre del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) del banco central.


La Fed citó especialmente los “riesgos a la baja” en Japón, China y la zona euro.


Sin embargo, agregaron los documentos, “muchos de los participantes matizaron que los efectos de estos recientes acontecimientos es probable que sean bastante limitados”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com