SAN DIEGO.- El sistema de Universidades de California anunció que ofrecerá ayuda financiera y asesoría especial a los estudiantes universitarios indocumentados inscritos en el mismo.

La información se genera en medio del anuncio del presidente Obama de una orden ejecutiva para la ampliación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y para Responsabilidad de los Padres (DAPA).

En voz de la presidenta Janet Napolitano, ex secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (National Homeland Security, NHS) y quien cabeza de esa agencia deportó a cerca de 2 millones de indocumentados, indicó que el sistema “se compromete a aportar $5 millones” para éste propósito.

De acuerdo con estimaciones de funcionarios de esa universidad pública, el sistema universitario –integrado por 10 diez campus- cuenta en la actualidad con cerca de 900 estudiantes indocumentados, que representan un 0,38 por ciento de la población estudiantil total de 239.000 alumnos.

Aclaró Napolitano que los fondos provendrán únicamente “de reservas adicionales en cuentas discrecionales,” como el dinero utilizado para las hipotecas de la facultad, y no de los ingresos de matrícula o del Estado.

Esta no es la primera vez, sin embargo, que el sistema de la UC ha proporcionado apoyo financiero a su población indocumentada, pues en 2012, la Universidad de California de Berkeley recibió ‘un grant’ o subsidio económico que es considerado como el mayor de la nación, y el cual es destinado para becas para sus estudiantes indocumentados.

Además, se recordó, recientemente, el gobernador Jerry Brown (D-CA) firmó dos leyes que permiten a los estudiantes indocumentados solicitar becas de ayuda económica financiadas por el Estado, pero ese tipo de ayuda es a menudo limitada.

Se cree que de cumplirse el anuncio de Napolitano, estos 5.000.000 dólares “podrían ser un gran incentivo para los inmigrantes indocumentados que van en la educación superior.

Sin que se conozca a ciencia cierta el monto de un anunciado incremento en las tarifas, el promedio de matrícula en el sistema de la UC ha sido hasta ahora de $ 13.200, pero después de tomar en cuenta los gastos como alojamiento y comida, el costo anual estimado de la universidad para los residentes del estado es de alrededor de 32.400 dólares.

Conforme al sistema de la Universidad de California “ésta es una enorme carga económica para muchas familias indocumentadas, cuya media anual de los hogares de ingresos es de $ 36,000”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline