Tiempo de preparación: 45 minutos

Porciones: 14

• 2 1/2 libras de papas Yukon Gold, lavadas

• 1/4 taza de mantequilla

• 1/4 taza de cebolla picada

• 2 cucharadas de harina multipropósito

• 1 cucharadita de sal

• 1 1/2 taza de leche al 2%

• 1 taza de crema agria Daisy Sour Cream

• 1 1/2 taza de queso Asiago, rallado

• 1/8 cucharadita de pimentón dulce

Enmanteque una fuente de 11 por 7 pulgadas (2 cuartos de galón), y reserve. Corte las papas en círculos de 1/8 pulgada de espesor. Coloque las papas en una olla grande o de hierro, y añada agua hasta cubrir 1 pulgada. Cocine hasta que estén tiernas, y déjelas enfriar un poco.

Precaliente el horno a 350 °F. En una olla de 2 1/2 cuartos de galón, derrita la mantequilla a fuego medio. Agregue la cebolla, y cocine durante 1 minuto. Incorpore la harina y la sal. Cocine hasta que la mezcla comience a hacer burbujas.

De a poco, agregue la leche, y cocine hasta que la mezcla hierva. Reduzca el fuego al mínimo. Incorpore la crema agria y el queso. Cocine a fuego lento hasta que el queso se derrita; revuelva constantemente.

Coloque la mitad de las papas en una fuente para hornear. Vierta la mitad de la salsa sobre las papas. Repita el paso con las papas y la salsa restante. Espolvoree las patatas con el pimentón. Lleve al horno de 30 a 35 minutos o hasta que haga burbujas, y que la parte superior comience a dorarse.