Volkswagen se mantendrá invirtiendo dinero en nuevos vehículos, tecnología y las fábricas, ya que persigue a Toyota con el propósito de quitarle la corona mundial, como el mayor fabricante de automóviles.

El fabricante de automóviles tiene previsto invertir más de 106 mil millones dólares en los próximos cinco años, para llegar a ser el mayor fabricante de automóviles mundiales.

Los costos que se vienen permanecerán elevados, por el desarrollo de nuevas tecnologías y el aumento de las crecientes demandas de innovación en la industria del automóvil.

La automotriz Alemana ha impulsado su expansión en los últimos años y espera vender más de 10 millones de vehículos el año, cuatro años antes de lo previsto inicialmente cuando se inició darle caza a Toyota. GM sigue en el tercer lugar mundial.

Desde el 2007, y con un nuevo CEO, el fabricante alemán ha añadido las marcas Porsche, Scania, MAN y Ducati. También aumentó su número de fábricas en todo el mundo.

VW presentará más de 100 vehículos nuevos o renovados estos próximos años, incluidas las nuevas versiones del Passat, el agregado del A4 de Audi y el Macan de Porsche.

Pero Volkswagen tiene un problema y ese problema es Estados Unidos, donde sus ventas no se han recuperado como lo han querido, a pesar de renovarse fuertemente con el nuevo Golf.

Para ello la automotriz quiere apuntarle fuerte a mercados alternativos como el hispano, con un fuerte agregado de publicidad y muy buenas relaciones públicas, con la Americana-Mexicana Amelia Fine Morrison.

Pero ellos apuntan muy fuerte para los próximos años a los mercados alternativos. La llegada de su nuevo y muy carismático Vice Presidente, Mario Guerrero, muy probable que lo logre.

Mario Guerrero nació en Portugal, pero de niño vivió en España, y entiende muy bien los sectores que Volkswagen debe de apuntalar, para consolidarse en este país.

Tuve la suerte de poder conversar con él durante el auto show de Los Angeles, y con su excelente español, me dio a entender que la automotriz se ha tomado en muy serio en llegar a ser número uno, y que se está apuntalando todos los cimientos necesarios para lograrlo.

Y cuando habla, con seguridad y convicción de poder alcanzar esas metas, uno se da cuenta que la automotriz alemana, si está detrás de un gran cambio, sobre todo en los Estados Unidos, y no pararán hasta lograr su objetivo.