SAN DIEGO.- Por sus buenas calificaciones y buena conducta, cerca de 200 estudiantes elementales de la Ciudad de la Mesa y National City recibieron bicicletas nuevas en el Salvation Army Kroc Center, el 4 de diciembre, de parte de los presos de Richard J. Donovan Correctional Facility en San Diego.

Daniel Paramo, director de la correccional Donovan, comentó que los prisioneros recaudaron 12 mil dólares para llevar a cabo este proyecto, con la intención de contribuir de manera positiva a la sociedad.

“Estos son hombres con pasados negativos, y para ellos el tener la oportunidad de hacer algo positivo es como un tipo de vindicación”.

“Hicieron a un lado su pasado, juntos recaudaron los fondos y también ensamblaron las bicicletas que la compañía Huffy les vendió a costo de fábrica ”, añadió Paramo.

Para Elizabeth Lucero, madre de la niña Isabel Flores, de 10 años, fue algo muy especial ver a su hija con su nueva bicicleta, pues su hija ha trabajado muy duro en sus estudios.

“Además estoy muy contenta por mi hija porque no se si vamos a tener muchos regalos esta la Navidad”, apuntó Lucero.

La niña Isabel, con una gran sonrisa en su carita, expresó, “Me gusta mucho mi bicicleta, especialmente por las mariposas que tiene dibujadas”.

Por su parte, el preso Benjamín Wade, quien estuvo presente en el evento junto con otros reclusos, anotó que ver a los niños sonrientes y contentos se significa mucho para él, ya que tiene 10 años encarcelado y no ha estado presente durante las navidades y otros momentos significativos en la vida de su hijo de 11 años.

“Es un honor ser una bendición para estos niños esta Navidad, el haber ayudado hacer la diferencia en sus vidas me hace sentir muy bien, y honestamente en parte me ayudado a llegar a términos con los errores que he cometido en mi vida”, compartió Wade.

Richard Peacock, el director del Salvation Army Kroc Center, celebró el trabajo de todos las organizaciones y personas responsables en la producción del evento, principalmente agradeció a los presos por su participación.

“Las horas que cada uno de los reclusos invirtió en este increíble evento es algo muy excepcional. Le agradecemos mucho al personal de Richard J. Donovan Correctional Facility por permitirle al Kroc Center colaborar con ustedes, nos encanta este evento”, dijo Peacock.

Paramo, director de la correccional Donovan, señaló que para recaudar los fondos los reclusos tuvieron ventas de pizza y ‘burritos de carne asada’, y otra obra comunitaria que los presos han realizado recientemente es entrenar a perros de asistencia, para personas que sufren de ceguera y otros problemas médicos. Aparte de su bicicleta, cada niño recibió un casco y un candado.

Algunos de los niños que recibieron bicicletas son de familias de bajos recursos, que reciben servicios del Family Resource center en el Salvation Army Kroc Center.

Los reclusos estuvieron presentes durante el evento para ajustar las bicicletas a la medida de cada niño.

Ernesto López

Ellatinonline.com