SAN DIEGO.- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) “encontró numerosos casos de personas con derechos o reclamos fuertes para estar en Estados Unidos que fueron deportados sin la oportunidad de ser escuchados”.

Así lo dio a conocer la organización activista defensora de los derechos humanos, quien informó que “en el primer estudio exhaustivo sobre las deportaciones expeditas ‘ordenadas’ por agentes federales en vez de jueces de inmigración”.

En el estudio titulado: “Exilio Americano: las deportaciones rápidas que pasa por alto la Sala” (de la Corte de Inmigración), afirma que “se basa en más de 130 casos de personas que fueron deportadas, a veces en cuestión de horas, sin las protecciones más básicas del debido proceso”.

Un hecho común en la frontera San Diego-Tijuana

Entrevistada por El Latino, Ana Castro, Asociada de Comunicaciones para ACLU en los condados de San Diego e Imperial, indicó que “esta clase de deportaciones, sin que las personas enfrenten un juicio ante un juez y un jurado, negándoles el derecho a pedir por asilo” es un hecho común en esta frontera.

Aunque no se cuenta con estadísticas del número de casos que ocurren porque las agencias se niegan a ofrecer esta información, ahí están los casos de deportación mediante engaños y mentiras ocurridos a Isidora López Venegas y Yadira Félix, y que tuvieron lugar en la frontera San Diego-Tijuana.

La entrevistada destacó que la Patrulla Fronteriza suele tener una fuerte actividad en la frontera y abusan de que las personas no conocen sus derechos, y las deportan mediante todo tipo de presiones.

En el caso específico de Yadira Félix, quien vivió en Estados Unidos durante 20 años, quien padece discapacidad cognitiva y se graduó de la escuela secundaria San Pasqual, a pesar de ser elegible para el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), fue injustamente deportada.

De acuerdo con ACLU, “Yadira estaba en la parada de autobuses cuando agentes de la Patrulla Fronteriza se le acercaron y la arrestaron; la llevaron a la frontera entre Estados Unidos y México (San Ysidro) y la empujaron hacia México”

Actúan con “desinformación, engaño e intimidación”, advierte

“A través de desinformación, engaño e intimidación, los Agentes de la Patrulla Fronteriza y los oficiales del ICE han presionado a cientos y tal vez a miles de mexicanos con profundas raíces en los Estados Unidos a renunciar a sus derechos a una audiencia justa y a la oportunidad de vivir legalmente en el país”, sostiene ACLU en una demanda interpuesta a mediados de este año ante un Corte federal de Los Angeles.

Indicó, por otra parte, que en un tiempo de tantos cambios en Inmigración muchas personas aprovechan esta circunstancia e incurren en fraude o engaño en contra de los inmigrantes:

Riesgo de que aumenten los fraudes en contra de inmigrantes

Quiero aclarar lo siguiente, advirtió Ana Castro: 1) que la acción ejecutiva no aplica para todos y solamente un abogado de inmigración y NO un notario está calificado para ofrecerles asistencia. Y 2) Para los que estén relacionados con estos casos de salida voluntaria forzada o conseguida mediante engaño, hasta ahora la resolución está pendiente ante la Corte y no hay nada finalizado.

Así, continuó, a quienes les pidan dinero con la falsa promesa de que podrán regresar de México a Estados Unidos, luego de haber sido deportados de esta forma, no deben aceptar por ningún motivo.

Recomendó finalmente que quienes se encuentren en este segundo caso consulten la página; www.salidavoluntariaacuerdo.com o llamen para que reciban la información correcta, al teléfono (619) 398-4189.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com