A pesar de los retrasos de ingeniería, Mazda todavía planea lanzar su nuevo motor diésel en el sedán mediano Mazda6, así lo afirmó Jim O’Sullivan, el máximo ejecutivo de América del Norte de la compañía.

Según Jim O’Sullivan, (presidente de Mazda North American Operations), «Todavía estamos muy comprometidos con el diésel»,

«Estamos trabajando en conseguir los aspectos de rendimiento hasta donde los queremos, y tenemos un plan de trabajo de ingeniería para hacerlo.»agregó O’Sullivan.

El plan de Mazda fue lanzar el motor SKYACTIV-D de 2.2 litros turbo-cargado en el 2013, pero tuvo problemas para cumplir con las normas estadounidenses de emisiones del tubo de escape.

La idea de la automotriz consistía en bajar el precio del Mazda6 diésel, mediante el diseño de un motor tan limpio, que no requería un sistema de tratamiento posterior costoso. Pero el diseño no fue lo esperado e hizo retrasar su lanzamiento.

«Nuestros clientes estaban esperando ciertas características de la transmisión con un mejor rendimiento, y no queríamos decepcionarlos», agrego O’Sullivan.

O’Sullivan dijo que el motor diésel sigue siendo económicamente viable a pesar de la caída de precios de la gasolina.

«Creo que todavía hay un caso de negocio enorme para el diésel limpio en América del Norte, siendo todavía la única marca asiática que está hablando de traerlo en», dijo O’Sullivan. «Incluso con los precios del combustible de la manera que están bajando.»

Mazda esta enfocado en su nuevo CX-3, un pequeño CUV que espera revolucionar la categoría.