Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de enfriamiento: entre 1 hora y toda la noche

Tiempo de cocción: de 8 a 10 minutos por tanda

Rinde: 6 docenas de galletas

• 2 1/4 tazas de harina multipropósito

• 1/4 taza de cacao en polvo sin azúcar

• 1 1/2 cucharadita de polvo para hornear

• 1/2 cucharadita de sal • 2 tazas de azúcar granulada

• 1 paquete (12 onzas) o 2 tazas de chispas de chocolate semidulces, derretidas y enfriadas

• 3 huevos a temperatura ambiente

• 1/2 taza de aceite vegetal

• 1 cucharadita de extracto de menta o vainilla

• 1/3 taza de azúcar impalpable, tamizada

• 1/4 taza de caramelos de menta o bastones de caramelo machacados

• 1/3 taza de azúcar granulada, para el amasado

En un tazón grande, mezcle la harina, el polvo de cacao, el polvo para hornear y la sal.

En otro tazón, agregue el azúcar, el chocolate enfriado, los huevos, el aceite y el extracto de menta. Bata a velocidad media hasta integrar. Añada poco a poco la mezcla de harina, y siga batiendo a velocidad baja hasta integrar.

Refrigere la preparación cubierta hasta que esté lo suficientemente firme para darle forma (de 1 hora a toda la noche).

Precaliente el horno a 350 °F. En un tazón pequeño, mezcle el azúcar impalpable y el caramelo machacado. Trabaje con 1/3 masa por vez, y mantenga refrigerada la masa restante. Forme bolitas de masa de 1 pulgada. Agregue el azúcar granulado primero, y luego la mezcla de caramelo picado. Colóquelas en papel encerado o en placas para horno sin grasa, a 2 pulgadas de distancia entre cada una.

Lleve al horno hasta que estén ligeramente doradas (de 8 a 10 minutos). Enfríe en las placas para horno (de 1 a 2 minutos). Retire y coloque en rejillas de alambre; deje enfriar por completo.