Andrés, Estoy buscando trabajo para apoyar a mi esposo y salir más pronto del hoyo. ¿Qué nos recomiendas una vez que comiencen los ingresos extras a entrar? ¿Tengo que empezar a pagar de inmediato lo que debo o juntar un fondo de emergencias?

Mireya – Montgomery, AL

Mireya,

Qué bueno saber que has decidido apoyar a tu esposo o más bien dicho a tu familia. Todos los matrimonios deberíamos usar un vocabulario común, deberíamos decir: nuestra casa, nuestros hijos, nuestra deuda y nuestros ingresos. Cuando nos casamos, el sacerdote dijo en las buenas y en las malas y es muy buen plan que como un solo ser, como una sola carne, lidien con sus problemas financieros juntos. Prepárate, porque tu esposo se va a volver bien amoroso. El apoyo de su esposa, para el hombre, es como gasolina al fuego. No estoy diciendo que la mujer tenga que trabajar para que el hombre se sienta apoyado, sino que, juntos y tomados de la mano, tracen metas de beneficio mutuo. Si para ustedes, el que tú estés en casa tiene más prioridad que los ingresos adicionales, vean esto como algo temporal.

Al punto, yo recomiendo que antes que nada junten $1,000 dólares bien rápido. Este es un mini fondo de emergencias. El 90% de los reveces que da la vida se pueden cubrir con $1,000. El alternador, la medicina del niño o enviar dinero a la familia son cosas de las que te proteges con $1,000 dólares. Hagan una meta para juntarlos en los primeros 30 días. Después, ataquen la deuda agresivamente. Todo el dinero que ganes ponlo contra la deuda. También aprieten, expriman, el presupuesto lo más posible para terminar rápido con los pagos. Una deuda de $10,000 dólares desaparece en 5 meses pagando $2,000 dólares mensuales. Después de pagar todas sus deudas, excepto la casa, vuelvan a la cuenta de $1,000 dólares e increméntenla hasta tener 3 a 6 meses de sus gastos mensuales. Este ya es un fondo de emergencias completo para protegerlos de algo más serio, como perder el trabajo o una enfermedad más seria.

Les recomiendo que le aplanen al acelerador hasta el fondo. Cuando uno puede ver la salida, hay esperanza. Pero cuando sólo mandas un poquito más que el mínimo, no se ve tan claro. Cuando sabes que todo esto lo puedes lograr en un año, ¡AGRRRR!, te entra esa intensidad que saca a la gente del hoyo.

Andrés