Chrysler mejorará la linea de motores Pentastar V6, añadiendo inyección directa, turbocompresor y otras tecnologías, para obtener menor cilindrada y asegurar mejor economía de combustible.

La actualización de los motores Pentastar, es parte de una estrategia para cumplir con las rigurosas normas de economía de combustible promedio corporativo (EPA) que le exige el gobierno.

Según un portavoz de Chrysler, las mejoras serán para impulsar la producción y aumentar la potencia, pero obteniendo el ahorro de combustible en los motores V6, gracias a la turbo-alimentación de los motores que ahora son de aspiración natural. La tecnología de distribución variable de Fiat MultiAir se mantendrá.

Las primeras mejoras están programadas para el 2015, en el motor V6 de 3.6 litros, en el rediseñado Jeep Grand Cherokee.

Luego le seguirá la nueva minivan Chrysler Town & Country del 2016, que estará propulsada por un motor V6 3.2 litros en lugar de su actual V6 de 3.6 litros.

La combinación del sistema de propulsión, y una transmisión automática de nueve velocidades, en algunas versiones del nuevo Jeep Cherokee, traerá una mejor aerodinámica con reducción de peso para impulsar la economía de combustible al menos el 25 por ciento, sobre su actual calificación de economía de combustible de EPA de 17 mpg en ciudad / 25 en carretera.

Los ingenieros tratarán de lograr la mejora del motor de 3.6 litros, que podría ayudar a la Ram 1500 a recuperar la corona de la eficiencia de combustible de gasolina, que perdió el mes pasado ante una versión turbo del nuevo Ford F-150.

A pesar de la baja de la gasolina, el gobierno de los Estados Unidos no cambiará su politica de reducción de emisiones y mejoras en la economía de combustible de las automotrices.