En el tema de nutrición, frecuentemente están surgiendo nuevas cosas que ayudan a la salud. Algunas de éstas han existido por mucho tiempo y de repente se vuelven muy famosas. El Caldo de Huesos (“Bone Broth” en Inglés), recientemente ha aumentado su popularidad. Nutricionistas, actrices, médicos y muchos otros hablan de sus propiedades para la salud y belleza.

Este caldo de huesos puede ser de res, pescado o pollo y no se debe confundir con los caldos tradicionales o los consomés. Un caldo normal se hace con carne o pescado, verdura y algunos huesos, dejándolos cocer por un periodo corto (45 minutos a un par de horas).

Este tipo es rico en proteína y es generalmente ligero de sabor y textura. Un consomé se hace con huesos, algo de carne, y verduras, dejándolos cocer por 3 a 4 horas, teniendo un poco más de sabor y textura. En cambio, el caldo de huesos se hace principalmente con huesos, los cuales pueden tener un poco de carne y se cosen con algunas verduras. La diferencia es que el caldo de huesos se cose por más de 24 horas a temperatura muy baja con lo cual se produce gelatina y se liberan muchos minerales de los huesos.

Un caldo de estos no es caro ya que puedes usar cualquier tipo de huesos. Es muy rico en proteína, minerales y nutrientes.

Hay muchas razones por las cuales es recomendado. 1. Es altamente nutritivo. Ayuda a satisfacer el hambre, controlar antojos y es bajo en calorías. 2. Tiene alta concentración de colágeno, el cual ayuda a combatir las arrugas de la piel. 3. Ayuda con el proceso natural de desintoxicación del cuerpo, facilitando la limpieza de nuestras células, la producción de energía y desacelerando el envejecimiento. 4. Ayuda a sanar nuestro intestino y mejorar la digestión.

  1. Ayuda a sanar tus articulaciones. 6. Es antiinflamatorio, con lo cual te ayuda a minimizar o prevenir enfermedades. Esta capacidad antiinflamatoria es particularmente importante para las personas con sobre peso ya que las células de grasa son inflamatorias. Al subir de peso se inicia un círculo vicioso: subes de peso, aumentas células de grasa, generas más inflamación, aumentas más de peso, y así sucesivamente. Por lo tanto, cualquier cosa que reduzca la inflamación es importante para ayudar con este ciclo negativo.

Hay muchas recetas para hacer un buen caldo de huesos. Muchas de estas utilizan las siguientes verduras: zanahoria, apio, cebolla, jitomate y perejil. También aceite de vinagre de manzana.

Maru es Fundadora de Flaca Forever y Autora del libro “The S.M.A.R.T. Mexican Food Diet”, el más vendido en diversas categorías. Ayuda a las mujeres Latinas a alcanzar su peso ideal, maximizando su salud y bienestar. Contáctala para conocer sus programas: info@flacaforever.com o al 858-433-9802.