SAN DIEGO.- A temprana edad, los jugadores de fútbol ya muestran gran pasión por el juego. Persiguen el balón con evidente intensidad para conseguir ese celebrado gol, que volverá ‘locos’ a los espectadores y a sus familiares, que los observan desde las orillas del campo.

Así se vio el 30 de enero, en el primer partido del torneo de invierno y primavera del club Atlante San Diego FC. Los equipos América y Cruz Azul, compuesto por jugadores de 3 y 4 años de edad, se enfrentaron en un partido muy apasionado y divertido.

“Me gusta que se diviertan”, dijo el entrenador del América, Gerardo Naranjo.

“No están preocupados por la defensa, sólo están enfocados en meter goles”, agregó.

Ambos equipos son parte de la liga de desarrollo de Atlante FC, abierta a nuevos jugadores. A este nivel, la meta es de que los jugadores aprendan sobre el aspecto técnico del juego, antes de ser invitados a formar parte de los equipos competitivos del club, explicó el entrenador.

“Nuestra meta a esta edad es que los niños también aprendan a hacer amigos y a compartir, que se desarrollen socialmente, no solamente en el atletismo”, apuntó Naranjo.

Mientras los jugadores están enfocados en el balón, los familiares en las orillas del campo están igualmente apasionados echando porras y tomando fotos.

“Los papás siempre están mas metidos que los niños”, dijo Naranjo con una gran sonrisa.

Esto lo confirmó el padre de familia Alex Ordaz: “Siento mucho orgullo el ver a mi hija jugar, y más porque yo crecí aquí jugando fútbol”.

Por su parte, la abuela Lilia Bernal comentó que siente “mucha emoción” al ver a su nieta jugar con otros niños.

“Es bonito que tengan la oportunidad de jugar y convivir mientras de desenvuelven en el fútbol”, dijo Bernal.

Ernesto López

Ellatinoonline.com