Un grupo de mexicanos deportados llevó a cabo en la garita más transitada en el mundo la primera concentración de apoyo al candidato presidencial Bernie Sanders en el extranjero.

El grupo llegó con algunas pancartas y un altoparlante a la garita de San Ysidro, California, y justo donde se unen los dos países, comenzó a pedir a miles de conductores y pasajeros rumbo a Estados Unidos que voten por el demócrata Bernie Sanders para presidente.

Robert Vivar, un deportado de Los Ángeles, dijo sin mencionar a otros candidatos que “la política estadunidense necesita un cambio para recuperar los principios pro los que se fundó como nación y ese cambio se encuentra claramente en la elecciٗón del candidato Bernie Sanders”.

Algunos conductores se mostraron extrañados pero en términos generales dieron muestras de aprobación.

“Seguro que sí”, dijo un hombre que conducía un pickup, “vamos a dar el voto por un plan distinto y ojalá ayude mucho a la gente”.

En el grupo de apoyo a Bernie Sanders se encontraban padres y madres de familia y exmilitares, todos deportados, la mayoría expulsados del estado de California.

Bernie Sanders, un exfuncionario y senador federal independiente que esta vez es precandidato demócrata a la presidencia, se ha pronunciado abiertamente en su campaña en favor de una reforma migratoria que regularice la condición migratoria de más de once millones de indocumentados en Estados Unidos.

Los deportados en Tijuana, donde se reunieron para expresar su apoyo en la garita, opinan que al impulsar la reforma, si gana la presidencia, Sanders también permitiría que muchos deportados regresaran para reunificación familiar.

Los deportados se abstuvieron de repartir volantes porque se los prohibió la policía municipal de Tijuana tampoco podrían cruzar una línea amarilla sobre el asfalta que divide a ambos países.

Sin embargo en su primera muestra de apoyo a “Bernie”, como llamaron al candidato, hablaron con cientos de en los vehículos rumbo a estados Unidos.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com