Al connato de enfrentamiento en la Preparatoria Abraham Lincoln de San Diego siguen ahora varias averiguaciones para deslindar responsabilidades.

Por un lado la Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu) pidió a estudiantes, personal de la escuela y público en general que proporcione videos, fotos, y testimonios.

Por el otro la Procuraduría de Distrito y la policía de San Diego también anunciaron una investigación.

La superintendente escolar en San Diego, Cindy Marten, dijo a El Latino que la escuela tiene un video sobre el incidente y que lo hará público cuando considere que su difusión no representa peligro para los estudiantes o la escuela. Hasta el cierre de edición de este número eso estaba todavía por ocurrir.

Esto es lo que se sabía para entonces:

El viernes 26 de febrero por motivos todavía sin aclarar ocurrió un enfrentamiento dentro del plantel y un policía disparó su pistola “taser” de descargas eléctricas contra el estudiante Jesse Duncan, de 16 años de edad, a quien también rociaron gas pimiento.

Duncan fue llevado a un hospital y arrestado al dársele de alta junto con otro alumno.

Mientras tanto el policía que disparó la pistola de descargas, Bashir Abdi, también fue llevado al hospital por golpes que recibió en la espalda.

La policía reveló documentos que indican que el mismo oficial disparó su “taser” contra otro estudiante en octubre del 2014.

El padre de Jesse Duncan, Brandon Duncan, es un conocido cantante de rap de San Diego, quien asegura que su hijo fue víctima de exceso de fuerza por parte del oficial, pues habría bastado con sujetarlo en todo caso.

Grupos de alumnos en la preparatoria demandan por su parte apaciguar la situación.

La escuela llevó a cabo una asamblea y dijo estar disponible para hablar con los estudiantes sobre el tema.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com