SAN DIEGO.- Lisa Sparaco fue una de las mujeres que con mayor convicción decidió estar presente en la protesta contra el abuso de mujeres inmigrantes, efectuado en el centro de San Diego.

Para ella como para miles de mujeres pobres en el mundo, no hay mucho que ‘celebrar’ en el llamado Día Internacional de la Mujer, sino el abuso y la explotación de las que han sido víctimas.

Al preguntarle cuál fue la razón por la que acude a expresiones como ésta, Lisa no tiene duda en responder:

“Toda la vida he luchado, y busco que vivamos con seguridad y sanidad, pero no tenemos ninguna de las dos, vivimos sin salarios dignos y con más trabajo”, dijo la conserje.

“Trabajamos mucho por muy poco”

Al reiterar que “las mujeres trabajamos mucho por muy poco, afuera y adentro de la casa, y aunque cuidan de la casa y la familia, muchas no tienen ni seguro social y las consideran como desempleados; ellas requieren de protección”.

La marcha que partió alrededor de las 12:00 del mediodía en el edificio del Simphony Hall para llegar al Centro Cívico, donde intervinieron varios oradores.

Justo al comenzar a hablar los oradores, El Latino entrevistó al congresista federal, Juan Vargas, sobre el significado de esta expresión pública y lo que se está haciendo en el congreso para defender a la mujer.

Dijo, de entrada, que ha expresado su repudio como legislador por la postura externada por el precandidato republicano Donald Trump, “que considera que las mujeres inmigrantes sólo vienen a causar problemas y cometer crímenes”.

Por el contrario, afirmó Vargas, vienen a trabajar duro, y muchos patrones les tratan de meter miedo, o les pagan salarios miserables.

El legislador indicó que estas mujeres “son vulnerables y estamos muy en contra de estos racistas como Trump”, respondió al preguntarle como nuevo legislador federal, cómo percibe la postura de los republicanos más conservadores dentro del Congreso.

“Es gente pobre, que requiere ayuda y ellos no lo ven porque nunca la han padecido”, expresó Vargas.

“¡Ya basta! Este es tu país”: GA

Fue Genoveva Aguilar, una conocida lideresa de la causa de los conserjes, quien abrió la manifestación que llevó como lema central: ¡Ya Basta!. “Este es tu país; tu haz luchado por él y tu lo mereces”, argumentó vehemente la dirigente sindical.

Consignas que enfatizaban sobre mejores salarios y un trato más justo y humano para las mujeres trabajadoras migrantes, fue un tema medular de la expresión.

No obstante, en otro scenario, la Asamblea Estatal, el presidente Pro Tempore de la Asamblea, señaló que Califonia está a la vanguardia en la reducción de la brecha de género, “pues este año promulgó la ley más fuerte de igualdad de salaries en la Nación, presentada por el Senador Hanna Beth Jackson”.

Agregó que dicha ley obliga a las empresas a explicar las diferencias salariales entre empleados y empleadas para hacer el trabjo “sustancialmente similar”, dijo el presidente Pro Tempore del Senado, Kevkin de León (D-Los Angeles).

Califonia está a la vanguardia en la reducción de la brecha de género, “pues este año promulgó la ley más fuerte de igualdad de salarios en la Nación, presentada por la senadora Hanna Beth Jackson, la ley obliga a las empresas a explicar las diferencias salariales entre empleados y empleadas para hacer el trabajo “sustancialmente similar”, dijo de León.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com